Busca y encuentra

MI VOLUNTAD ME LLEVA A DONDE YO LE DIGO

POR EL CANUTO DE RISCO BLANCO (LOS BARRIOS)

Ha sido un año excelente. He recorrido más de 570 Km por los montes y costas que me rodean, poniéndome a prueba mediante diversas rutas con diferentes dificultades. No me he cansado. Puede que me haya fatigado, a veces hasta la extenuación, a veces hasta el punto de decir basta, pero no me he cansado, y nunca me cansaré; soy un caminante y un luchador, y de los que no se rinden jamás. En 2012 más, mucho más, o eso espero... ¡de mí, sólo de mí! Sí me he cansado de las personas, de muchas personas, de casi todas las personas, que no de mis iguales, a los que considero seres con un auténtico valor y una auténtica validez, seres con nombre y apellidos, pues no son la gente, ni la sociedad, no se disuelven en la masa hasta ser nada .

Puede que para muchos todo esto no tenga sentido, andar por andar lo llaman, pero a mí qué me importa esa gente. Avanzar, luchar, superarse, eso es algo que jamás entenderán, pues este tipo de personas no entienden otro placer que el del sofá, el del doner kebab, el del "mc", el del "burger", el de la barra del bar... Y qué importa en todo caso el sentido que tenga o no todo esto, lo que importa es lo que uno se forje por sí mismo, el sentido que uno mismo se dé, además de sus propias verdades. Y la vida no tiene sentido, si -y he aquí mi nihilismo existencial-, pero eso es una oportunidad para crecernos como artistas, para vivir alegremente en nuestra propia creación, como he dicho otras veces en este blog. Hagamos de nuestra vida un legado artístico, vivamos como obras de arte, como hombres soberanos que se construyen a sí mismos. Así nacen los paradigmas que muchos seguirán y otros defenestrarán, así es como se forja el camino del superhombre.

También ha sido un año donde he embrutecido mi entrenamiento semanal. Hay que prepararse físicamente para lo que venga, uno disfruta más con el senderismo o con cualquier deporte o ejercicio cuando el cuerpo es capaz de responder con solvencia. Estas sesiones son también excelentes para imponerse una disciplina, unas metas, unos objetivos. Voluntad significa obligarse, y obligarse es ser libre.

Aquí os dejo el vídeo de una de las rutas con las que más he disfrutado:


He tenido la suerte de haber sido acompañado por León Riente en varias rutas, un salvaje aunque no lo parezca. 



También he tenido la fortuna de haber sido acompañado por mi colega Luis, otro amante de la naturaleza.


En todo caso, la inmensa mayoría de las rutas las he afrontado solitariamente. Me he sentido muchas veces vulnerable, a veces incluso miedo, ¡y cuánto aprende uno de esas situaciones! 

Si queréis conocer más sobre esta actividad podéis visitar el blog que tengo dedicado al senderismo: EL MUNDO DE DAORINO (AVENTURA).

El paraje por el que me muevo no puede ser de lo más privilegiado. Costas kilométricas, montes con grandes tesoros naturales, un legado arquitectónico e histórico envidiable. Si queréis información sobre mi zona podéis encontrarla por internet escribiendo en el buscador "Parque Natural del Estrecho" o "Parque Natural de Los Alcornocales".

Sin más, os deseo todo lo mejor. No para 2012, sino para siempre.■

¿DEGRADACIÓN MORAL EN LA SOCIEDAD ACTUAL?



Debate organizado por Foro Identidad y celebrado el 10 de septiembre de 2011

TEMA DE DEBATE: ¿DEGRADACIÓN MORAL EN LA SOCIEDAD ACTUAL?

HORA DE COMIENZO Y FINALIZACIÓN: 11:17 - 13:16

ASISTENTES: DAORINO, DE LORENZO, TRIV, MAGO MÁRQUEZ, JDIA, PEP, PRIET, PABLO DE LA LINEA

COMPILADOR: DAORINO


De Lorenzo, presidente de Foro Identidad, inicia la reunión con unas palabras que tratan de inaugurar una nueva temporada de Foro Identidad, imparable desde 2003, en una ciudad como Algeciras, «una ciudad que parece atrapada entre una tendencia “irresistible” hacia lo chabacano, motivada por su propia base humana, y otra hacia el exotismo y lo multicultural, causada por la machacona propaganda procedente del ayuntamiento, que deja de lado lo nuestro. Por esto, entre otras cosas, considero que la labor cultural de Foro Identidad es positiva y lo señalo, si es que no está mal hablar bien de nosotros mismos», nos dice un emotivo De Lorenzo.

Termina nuestro presidente su breve alocución con la referencia a una serie de objetivos que propone para la temporada de debates que se inician hoy: «que se planteen temas cada vez más profundos, que nos enfrentemos a ellos con técnicas argumentativas cada vez más elaboradas y que se respeten más y mejor las reglas de debate, que son uno de los fundamentos básicos para el desarrollo del foro, especialmente de las tertulias».

Posteriormente, Daorino introduce el debate con una lectura que habla de los textos publicados en la web de la asociación: Introducción

Hecha la lectura los contertulios se animan a intervenir. Mago Márquez dice que lo que ocurre en Algeciras es un reflejo de toda España. Triv, por su parte, sostiene que en la sociedad no existe una dimensión crítica. JDia incide en el texto de Rubianes, uno de los materiales propuestos para la formación de cara al debate, que habla de que los políticos han degenerado la sociedad con la democracia y su falta de valores. Mago Márquez, siempre documentado, rodeado de cifras y porcentajes, nos subraya que según la UNESCO, en España hay más de 500 mil analfabetas y más de 200 mil analfabetos. Aquí los datos, que son corroborados:


Se habla sobre los salario de los políticos, es decir, sobre el patrimonio declarado por éstos recientemente, aportando cifras “reales”, es decir, aportadas por los medios; y entiéndase esas comillas bien acordadas. Enlaces relacionados:




Triv dice que un hombre de izquierdas, refiriéndose a Llamazares, debe dar ejemplo y que su patrimonio es escandaloso. Daorino sostiene, un tanto iracundo, que por qué un hombre de izquierdas debe dar ejemplo, «¿sólo los hombres de izquierda pueden dar ejemplo?», le dice Daorino a un Triv sorprendido. «Ese hombre es consecuente», prosigue Daorino, ya que JDia le dijo, antes que Triv, que Llamazares debería ser consecuente. Y Daorino recalca que tal político es consecuente, pues «vive en el ideal burgués que pregona el marxismo, ese ideal sibilinamente enunciado».

Posteriormente interviene nuevamente Triv, que inspirado afirma absolutamente que el marxismo tiene como objetivo destruir la naturaleza humana.

En relación con lo que plantea TRIV, De Lorenzo contrapone dos libros marxistas, uno del propio Marx, El capital, que considera la obra más acabada del fracasado marxismo económico, y otro de Engels, El origen de la familia, la propiedad privada y el estado, que describe como obra triunfante que inaugura el marxismo cultural, hoy dominante.

Continúa con la afirmación de que la herencia grecolatina es lo mejor que nos queda a los europeos. Incide en el libro Política de Aristóteles y su último tratado, dedicado a la educación. Aristóteles, sabiamente, decía que la calidad moral de la ciudadanía era lo básico y que la base para la formación de la persona era el arte, la música, la cultura en general. «¿Qué tipo de cultura, qué tipo de música se fomenta hoy?» Entonces De Lorenzo aprovecha para leer un texto que encandila a todos los allí presentes, en aquella sala repleta de libros. Se trata de un texto repleto de fuerza y de espíritu crítico, atacando las esferas que promueven la destrucción de la identidad propia de los españoles en general y de los ciudadanos de Algeciras en particular. De Lorenzo avisa con este escrito, y es que Foro Identidad no existe para ser “palanguero” de nadie, sino para ser el azote de todo rufián y de todo espabilado que con una mascarilla de benevolencia y buenas intenciones saca un provecho egoísta orientado hacia fines poco claros. El texto, que responde a la pregunta anterior, podréis leerlo en este enlace: ¿A qué poderes sirve el ayuntamiento de Algeciras?

Tras la lectura del texto, JDia comenta algo que poco tiene de anecdótico, sino de cada vez de más cotidiano; nos comenta que unos moros tiraron una bandera española desde un sexto piso, liando la grande. Seguidamente afirma que se fomenta la inmigración de foráneos y ahora vivimos en plena inseguridad. Tras esta intervención, Priet lamenta el estado cultural que vivimos, que califica de dramático.

Ya más dispersos, se suceden varias aseveraciones, entre ellas una de Priet, advirtiéndonos –o amenazándonos- sobre que la llegada de Pablo de La Línea sería inminente, y una de Triv, afirmando que las instituciones promueven la subversión cultural, el multiculturalismo, los programas mediocres… A estas intervenciones se suma otra de De Lorenzo, harto interesante, que destaca que el marxismo siempre ha sido amigo del criminal común. Este contertulio habla con estas palabras aproximadas: «En Archipiélago Gulag, de Alexander Solzhenitsin, se denuncia que en el régimen soviético los criminales estaban mejor mirados que los presos políticos. Hay cierta apología del crimen y de los criminales, que eran denominados por los responsables comunistas de aquellos centros de represión “socialmente allegados”». Posteriormente otro de los asistentes critica al gobierno, «el cual se conchaba con Bildu, aliándose con criminales y dándoles poder… ¡y nadie hace nada!»; cita ésta en clara concordancia con lo que se deduce, según un contertulio anterior, de la obra de Solzhenitsin. A continuación se critica la supuesta superioridad moral de la izquierda sobre la derecha, pues se supone, en estos tiempos, que todo lo bueno procede de la izquierda.

De Lorenzo, poco conciliador de posturas en los debates –ni falta que hace–, critica la caridad cristiana, señalando que ésta se ha convertido en solidaridad por hipertrofia en los de izquierdas. «La caridad es buena según parámetros cristianos pero en el estado es un vicio», sentencia De Lorenzo.

La tertulia prosigue con un batiburrillo de intervenciones, mencionándose la inversión lingüística de Cataluña y el desprecio del castellano, mientras que Daorino hace hincapié en la riqueza lingüística de España y en que todas las lenguas habidas en nuestro territorio: castellano, vasco, gallego… son lenguas españolas sin excepción, defendiendo, no obstante, que el castellano debe ser la lengua vehicular de todos los españoles y de todas las instituciones. A continuación, Triv afirma que «este país está pidiendo a gritos una dictadura y que la izquierda es el cáncer de España». Seguidamente, y ante las proclamas belicistas de Daorino –que parecía estar especial y particularmente enfadado con el mundo ese día–, uno de los contertulios se animó a citar a Marinetti: “Queremos glorificar la guerra –única higiene del mundo– el militarismo, el patriotismo…”

Prosiguiendo el debate, JDia hace hincapié en la economía como posibilitador de todo esto, es decir, de la crisis, de la sustitución demográfica, de las diferentes revueltas, etc. Daorino, a continuación, se manifestó con las siguientes palabras, puesto que se hablaba de las revueltas árabes y supuesta democratización: «Imponer una democracia por la fuerza no es nada democrático».

Casi finalizando la sesión, De Lorenzo, desesperanzado y como para relativizar la importancia de estas proclamas de dictadura o democracia, asegura que la población española está desapareciendo, y que «miles de niños son asesinados… ¡más de 100.000 cada año!… ¿Por qué no se ve eso?, ¿no existe?, ¿no sucede?» Enlaces relacionados con esta afirmación:



De repente, hace su aparición Pablo de La Línea, en los minutos finales del debate. Viene un tanto altanero, dispuesto a dinamitar, como buen marxista, siempre poniendo caras de burlón cuando un contertulio dice algo que no le agrada. Pablo de la Línea dice que él viene buscando la verdad con mucha ilusión y que solicitando dónde se predicaba. Triv, burlándose de Pablo de la Línea, dice: «¿Qué dónde se predica la verdad? Váyase donde se predique, aquí no». Pablo de La Línea le responde a la defensiva que si le está echando. Triv, sonriente, como el que se mofa de una maruja, le dice que no, pero le insiste que este foro no es un lugar de predicadores. Seguidamente, Pablo de la Línea nos llama la atención sobre que ha perdido un diario en el que supuestamente había información sobre nosotros los presentes, así como opiniones propias sobre los presentes también, y otras cosas. Triv le mandó a ver a la bruja Lola para que le encontrara la agenda. Las risas fueron atronadoras.

Tras estos sucesos anecdóticos, JDia interviene: «vivimos en una plutocracia que tiene mucho que ver con la globalización». Y prosigue De Lorenzo, concluyendo el debate: «Programas de entretenimiento e ideología marxista cultural, intoxicación, etc. Chomsky decía que el sexo es un medio de control social, y hoy se constata que así es. Gente obsesionada en el sexo, desactivada. Se trata de un desvío enorme de las energías, incapacitando a muchos para toda oposición al sistema actual».■


FRASES CÉLEBRES:
Triv: Este país está pidiendo una dictadura. LA IZQUIERDA ES EL CÁNCER DE ESPAÑA.
Daorino: Imponer una democracia por la fuerza no es nada democrático.
TRIV: ¡Pues váyase usted dónde se predique la verdad! (En respuesta a la afirmación de Pablo de La Línea de que en Foro Identidad no se predica la verdad)

LA IDENTIDAD DE EUROPA (II). ¿CUÁLES SON ELEMENTOS DE UNA POSIBLE IDENTIDAD EUROPEA?


Debate organizado por Foro Identidad y celebrado el 22 de octubre de 2011

TEMA DE DEBATE: LA IDENTIDAD DE EUROPA (II). ¿CUÁLES SON LOS ELEMENTOS DE UNA POSIBLE IDENTIDAD EUROPEA?

HORA DE COMIENZO Y FINALIZACIÓN: 11:40 - 13:08

ASISTENTES: DAORINO, PABLO DE LA LÍNEA, TRIV, MAGO MÁRQUEZ

COMPILADOR: DAORINO


Daorino introduce el debate hablando de los textos que se han propuesto para la preparación del debate en la página web, haciendo hincapié en dos aspectos importantes: el religioso y el racial. Seguidamente interviene Mago Márquez, quien señala que cuando se fue a escribir la constitución europea se quiso negar la influencia de la Iglesia en Europa. Según Mago Márquez “el cristianismo está ahí, y unificó en cierto modo a los pueblos europeos. ¿Qué cultura a parte del cristianismo ha quedado en Europa? Hay muchas corrientes en Europa, pero son todas cristianas. Además, la Iglesia ha evolucionado mucho y no es la iglesia dogmática que fue”. TRIV hace una breve intervención en el que asegura que no hay entidad social que no tenga tanto patrimonio como la Iglesia. Mago Márquez indica entonces que parte del legado que tiene Europa es gracias a la Iglesia, “¿cuántos pintores?, ¿músicos?... la iglesia ha sido motor del arte, ¿vamos a borrar eso?”, concluye.

Por su parte, Pablo de la Línea sostiene que aquí estamos para crecer como europeos, que debemos evolucionar y ponernos en la vanguardia de las ideas y de la imaginación. Posteriormente ataca a la religión cristiana negándole toda contribución en la Europa más inmediata en el tiempo.

Daorino, tras ciertas intervenciones que ahondaban en el marxismo, señala que el marxismo quiso dar una respuesta en Europa con más cristianismo. Sin perder el poder de la palabra, Daorino argumenta que “las raíces de Europa no se encuentran sólo en el cristianismo”. Habla de Grecia y de la Roma no cristiana, que fueron fundamentales para la construcción de Europa, incluso incide en cómo los tentáculos de Roma favorecieron la expansión del cristianismo. A continuación se refirió a Sócrates y a Platón como a dos advenedizos del cristianismo o como ideólogos involuntarios, dando a entender que el cristianismo es en cierto modo una corriente “extranjera” que ha sabido recoger muchos elementos paganos y de las filosofías de lo que se llama “mundo occidental” para instalarse en Europa con éxito. Dicho todo esto, Daorino sentencia de esta forma: “El cristianismo europeo es nada sin el paganismo. El cristianismo en Europa sólo tiene razón de ser y sólo puede ser explicado en sus prácticas de culto, exposición, grandeza y belleza en la medida que es explicable el paganismo. El catolicismo es un paganismo que venera e idolatra a un hombre crucificado, a una multitud de Santos, etc.”.

Triv asegura que la iglesia era muy fanática y que el cristianismo y la libertad no son antagónicos. Ante la afirmación de Daorino sobre que el cristianismo fue el veneno que remató a Roma, Triv señala que el cristianismo no tiene nada que ver con la destrucción de Roma. “El paganismo ha sido superado por el cristianismo”, asegura, para continuar de esta forma: “El tema del cristianismo es el amor. El amor en todos los sentidos, solidario, al otro, a los demás… El agustinismo y el platonismo tienen una base común, y es que el hombre es inacabado e inacabable, siempre se está preguntando algo, no está terminado. Las dictaduras han querido acabar con todo ese legado cristiano.” Un poco al hilo de la exposición de Triv, Mago se luce con esta expresión: “el hombre es el único que puede aportar algo al mundo”, dando pie a otra nueva intervención de Triv: “el cristianismo es ejercer tu libertad, es aceptar la fe.” Pero Daorino no se da por vencido: “yo sólo digo que no hay que darle todo el protagonismo a la Iglesia y al cristianismo. ¡Qué discursos más evangélicos! Las dictaduras… -señalando a Triv-, ¿qué quisieron destruir…? Porque el franquismo fue amor absoluto al cristianismo. La Iglesia siempre ha estado al lado del poder, el Vaticano fue uno de los aliados de Hitler. Me rio de este mensaje que ensalza tanto al cristianismo. ¿Por qué darle todo el protagonismo a la Iglesia y al cristianismo? Las raíces de Europa son más amplias y profundas, el cristianismo es la superficie, y es que el espíritu europeo y el cristianismo católico, que es el que más abunda en Europa, no se puede entender sin el paganismo, vuelvo a repetir, y quien lee a Goethe lo sabe. La conquista de América no fue para liberar, sino para imponer. Me rio de los métodos del cristianismo para liberar.”

Triv llama Iglesia a aquello que toma todo lo bueno. “El mensaje de Cristo no le puede hacer daño a nadie, él no fue dogmatico, dio el perdón incluso a una prostituta, Doña Magdalena. El paganismo es una degeneración del hombre. El cristianismo es darle valor a las personas, dar amor. El hombre tiene una naturaleza no empírica, en el sentido de que imagina. Sin esperanza no hay razón y sin razón no hay esperanza.”

Daorino, ante un Triv evangelizado, se expresa de esta forma: “al perder la esperanza encontré la libertad, ¿qué libertad pueda dar entonces el cristianismo? ¿En qué basas que el paganismo fue una degeneración? Lo que importa es la voluntad y uno mismo y el cristianismo lo que te dice es que vendrán a salvarte. La esperanza es la antítesis de la voluntad.”

Pablo de la Línea se interesa por los conceptos de voluntad y esperanza e ironiza con la posibilidad de llamar a Dios “imaginación”. Daorino añade que la esperanza es darle las gracias a Dios o a otro por todo cada mañana y que la voluntad es enorgullecerse de lo que uno es capaz de hacer. “La identidad de Europa está sumida desde hace muchos siglos en un espíritu de piedad y de podredumbre de espíritu, que ha envenenado a cada cual de forma desigual. La libertad parece que es sólo despojarse de las cadenas que te pone otro. Pero hoy todo son cadenas, o eso parece a muchos.”

Mago Márquez señala que la identidad de Europa es la libertad, “es lo que nos ha dado tanta ciencia, cultura… eso está por encima de la Iglesia”.

TRIV insiste en que el cristianismo es la superación del paganismo y que como el paganismo no se ejerce y no tiene seguidores está superada y no tiene ninguna importancia. Le dice a Daorino que no le entiende, pero Daorino le dice que le ha entendido a la primera y que haga él un esfuerzo en entender al propio Daorino, extrañado ante un mensaje tan evangélico en boca de uno de los personajes más sumidos en el dogmatismo científico en el foro y conociendo lo crítico que ha sido éste siempre con la fe. Creado este contexto, repleto de entusiasmo, Daorino le vuelve a decir a Triv que el cristianismo católico es paganismo con un tío crucificado y un montón de santos. Le vuelve a recordar a Triv que su discurso es evangélico, que parece un curilla, “y que no estamos para defender vertientes del cristianismo a conveniencia, sino para investigar las raíces de Europa”. Pero Daorino no concluye, y apostilla con dureza: “Me dices que como nadie practica el paganismo ya está superado. Es como me dijeras que como nadie sube el Everest ya está superado.”

Pablo de la Línea dice que podría entrar a saco con muchas de las cosas que ha dicho Daorino, calificando su discurso de taxativo. Pero cambia de tercio y sostiene que hay que entenderse, que hay una mezcolanza y que queramos o no todo se mezcla. Pone sobre la mesa de debate una personalidad que pudo ser papa que dijo: “¿yo voy a obedecer a este papa que me niega las libertades que Cristo me dio como ser humano?.” Acaba con una frase llena de buenas intenciones: “si se reúnen las personas de buena voluntad las cosas se pueden hacer bien.”

Mago Márquez trae a colación la cuestión económica y la solidaridad entre estados. Habla de pueblos más laborioso ayudando a Grecia, lo cual va a condicionar la identidad europea y su futuro. Daorino asevera que la banca es enemiga de Europa y algo tendrá que ver con lo de Grecia, mientras que Triv apunta que Europa está en una encrucijada. “¿Qué hay en común entre un griego, un irlandés y un español? Muy pocas cosas, que están todos en Europa.”, pronuncia. “Como los intereses capitalistas han dominado y los partidos socialdemócratas se han dejado llevar por la buena vida y la vida subvencionada, donde todo está socorrido, se ha cimentado un campo de cultivo de vaguedad. Alemania y Francia son las únicas culturas de Europa fuertes.” Daorino le dice a Triv que Alemania y Francia tienen científicos y pensadores, pero que España tiene grandes escritores y no pocos científicos. Triv entonces insiste en que los partidos socialdemócratas sólo quieren subvencionar y vivir del cuento. Luego vuelve a señalar que el cristianismo es la base de Europa y ha impregnado nuestra cultura. Daorino, que en ningún momento ha negado la influencia del cristianismo en Europa, a pesar de que Triv no se haya enterado aún, le ataca. Le dice por enésima vez que el cristianismo no es la raíz de Europa, que las raíces de Europa son anteriores. “Si Europa fuera un árbol el cristianismo es la parte baja del tronco, pero no la raíz” Triv se defiende sosteniendo que los grandes científicos eran cristianos para demostrar la influencia de tal fe en el Europa. Daorino le dice, de nuevo, que no niega la influencia de tal fe en Europa y que lo que dice no demuestra nada, pero luego le pregunta que “¿quién se atrevería a no ser cristiano hace 500 años en Europa?”

Triv, irrespetuoso, asevera que el paganismo da risa con sus mitos y que Europa necesita algo que una en lo político. Califica a los paganos como bárbaros, tribales, etc. “¿Qué ha dejado hoy el paganismo? No hacían catedrales…”. Daorino le dice a Triv que su respuesta no es más que una manifestación de su intolerancia semítica. “Tú sigues insistiendo en que el cristianismo es la base. Europa no tiene un basamento concreto, se sostiene en pilares.”, alega. Seguidamente le dice a Triv que está negando la esencia de Europa con sus burlas y que el legado grecolatino en Europa es tan excelso que se ahorra nombrarlos, ya que Triv afirmó que el paganismo, es decir, el paganismo al que se refiere Daorino, el de Grecia y Roma, no han dejado nada en Europa, muy poca cosa. Asimismo le dice a Triv que el paganismo de Roma y Grecia no era precisamente tribal o bárbaro.

Llegados al crepúsculo del debate, Pablo de la Línea señala que no hay que abusar de la libertad y que se deben generar soberanías modernas. Daorino, por su parte afirma que hay que superar el pequeño estado y llegar a Europa para apuntillar que Europa lleva invadida más de 2000 años por una fe y una mentalidad extranjeras.■

LA ESPERANZA DE LA VOLUNTAD Y LA VOLUNTAD DE LA ESPERANZA

Menos arrodillarse y más pelear

Pensar que el esclavo no tiene voluntad es descabellado, por ello me veo en la necesidad de escribir el siguiente texto si no quiero correr el riesgo de ser malinterpretado. Pues bien, el esclavo, el hombre de la esperanza, tiene voluntad, pero la voluntad de la esperanza; es decir, hablamos de alguien que por propia decisión acepta la sumisión a lo imaginario o a lo parlante y real, quien le promete lo imposible.

La voluntad de la esperanza es la acción abocada a esperar todo de otros. Es la acción de aquel que siempre busca un redentor, alguien que le guíe y le prometa la salvación. Busca su esperanza activamente, quiere recibirla, quiere no perderla, y eso lo hace a voluntad, activamente. Su voluntad no está en ser mejor por sí mismo, sino en encontrar a alguien que le empuje… ¿a ser mejor? Porque este esperanzado cree que será mejor obedeciendo la fe, arrodillándose, dejando su ser a merced del capricho de aquel de quien espera y da gracias por todo. No es caprichoso el cristiano, o el musulmán, o… quien sea, que dice a todo “Gracias a Dios” o "Gracias..." a su ente o no-ente venerado. Es que este hombre, esclavo, no hace nada, todo lo que le ocurre es gracias a otro. No es un hombre a voluntad, sino a voluntad de otro, a voluntad de su Dios o de su redentor o guía. Su esperanza es decir “mi voluntad es otro”.

Sin embargo, el fuerte sólo espera de su voluntad el resultado de sus acciones, quien dice: “yo soy mi esperanza”. Por lo tanto, no espera otra cosa que no sea de sí mismo. De ahí que en alguna ocasión haya definido la voluntad como la esperanza de los fuertes. Este hombre es libre, y no es libre en cuanto al derecho que “otros” le dan, sino al propio derecho que a sí mismo se otorga. Ser soberano es ser libre y casi un capricho, pues uno mismo se lo da. La libertad se mide con todo aquello que sólo uno es capaz de hacer por sí mismo; pero he aquí y ahora la contradicción, la libertad es también la medida de todo aquello cuanto uno es capaz, por voluntad propia, de renunciar a cambio de un compromiso, de un comprometerse con una causa noble o con sus iguales. La libertad como eterna contradicción, la libertad como negación de sí misma, pero siempre clara en un punto, en el punto señalado anteriormente: la libertad es la medida de todo aquello que sólo uno es capaz de hacer por sí mismo.

Cuando hablo de esclavos no me refiero sólo a los abrahámicos, sino a todos sus derivados como los marxistas, los ateos, etc. Y bien, no sólo a éstos, también a otros que quizá a priori no son esclavos por verter sus ideas en otras cloacas. Aquellos que son poseídos por las ideas, por el fanatismo, son también esclavos. Es difícil no ser esclavo, es difícil ser libre y estar seguro de serlo. Yo, cuando hago algo, me pregunto: ¿lo hago por propia voluntad? Incluso responder a eso es difícil.

¡Menudo problema acabo de generarme con estos pensamientos!■

EL ÚLTIMO HOMBRE CONTRA EL SUPERHOMBRE

Una reflexión sobre la pena y la lástima: una diatriba contra los "tolerantes"


La pena y la lástima son dos venenos casi sinónimos, y digo casi por no decir idénticos. Beber de ellos te convierten en un esclavo. Si, te convierten en eso, y siendo esclavo no ayudas a nadie. Es que sentir pena no te hace más humano, sino más gilipollas. Y disculpen el exabrupto, pero esa palabra es, objetivamente, la adecuada. Una cosa es sentir empatía por el dolor ajeno y otra vivirlo como si te doliera a ti. Una cosa es comprender un dolor ajeno y otra ver en el que sufre necesariamente una víctima o un ser que merece piedad, es decir, tu servidumbre hacia quien padece, tu esclavitud hacia el débil. Quejicas, flojos, vagos, pordioseros son los que dan pena y viven de ella, los que os dan su veneno y... picáis como moscas. Aquel que sufre de verdad no comparte su dolor, no lo expone, aquel que sufre de verdad no comparte su herida infecta, se la cura, pues quiere evitar el contagio. Presbíteros, monjas, capillitas, oenegetas, así llamo yo a los que son dichosos ante la servidumbre hacia la piedad, personas que beben de ese veneno de la misma forma que lo suministran.

Ser débil es hoy lo bueno, pues todo el mundo busca ser merecedor de la compasión de los otros, cual niños faltos de cariño que no se bastan a sí mismos. Seres incompletos, sumidos en la desesperación de sus propias carnes, son los que aúllan por las calles en silencio, clamando piedad, detestando la fuerza, ocupando plazas o jactándose de ser revolucionarios y rebeldes, además de víctimas de todo, sobre su fungoso sofá. Hoy es la debilidad la fuerza, hoy es la compasión la fuerza, hoy es el bello y esculpido Apolo una ofensa, no digamos ya Ares o Zeus. Salgo a la calle y me sorprendo por no ser quemado vivo.

Y ya sé que el mundo es cruel, ya sé que el mundo es una calamidad, pero por ello debemos ser alegres, debemos suministrar esa alegría paradójica que Clément Rosset me mostró, que me mostró como guía, dándome un arma para enfrentarme a los monstruos que me aturden. Es por su crueldad que el mundo necesita la auténtica fuerza, y una auténtica belleza, y una verdadera ética que ponga en orden este caos que nos ha tocado vivir. Y vayamos a lo cruel. Este vídeo que sigue es estremecedor, nadie en su sano juicio puede ser ajeno al sufrimiento que en él se ve plasmado y nadie en su sano juicio puede celebrarlo. En él vemos a auténticas víctimas de la sinrazón humana, en él también vemos a bien alimentados oenegetas:


No me divierte saber que eso ocurre en el mundo, no me divierte en absoluto, pero paradójicamente río, río consciente de la miseria, consciente de todas las injusticias: ser débil no os salvará, ni ayudará a nadie. Pero por qué me intentan inducir el sentimiento de culpabilidad, porque intentan debilitarme, por qué pretenden turbarme la razón y el buen juicio, por qué me hacen responsable de los males del mundo, cuando sabemos que la pobreza en el tercer mundo es anterior al colonialismo, ni es provocada por el hombre blanco.

Esas imágenes son las que provocan que los europeos y los occidentales en general no ofrezcan resistencia ante la venida de hombres y mujeres tercermundistas a su suelo. Esos oenegetas que ofrecen esas imágenes saben perfectamente que esos niños no van a ir a Europa jamás, que morirán en el mismo suelo que nacieron: esas imágenes fundamentan la idea mítica del "pobre(cito) inmigrante"; no obstante los oenegetas explotan y trafican su miseria humana, propiciando que el capitalista tenga mano de obra barata, que el marxista cultural pueda destruir Europa en sangre y en valores, y que el oenegeta pueda conseguir su donativo; como veis son demasiados los beneficiados en todo esto, por lo que no seáis ingenuos: mientras el problema (mientras su negocio) sea rentable... seguirá. Esto también ayuda a la psique del hombre europeo a sentirse culpable de su condición, de verse feo con su piel blanca e indeseable por la sangre que bombea su corazón. La pena, la lástima, la piedad, la compasión, eso es lo que corroe a Europa, eso es lo que corroe en los hombres de ahora, un mal de conciencia, una mala rumia. Ya Nietzsche lo denunció, ya Nietzsche nos avisó... pero nadie escucha a los hombres intempestivos excepto unos pocos.

Y ahora qué, cuando os deis cuenta de todo lo que habéis hecho, cuando os deis cuenta de lo que habéis provocado, cuando os deis cuenta del engaño, no será la tolerancia la que os vaya a salvar, si acaso os matará. ¿Qué haréis cuando sintáis el frio hierro del machete en vuestro cuello? ¿Qué haréis cuando escuchéis los jadeos de vuestra novia violada en grupo? Os arrepentiréis de todo y entonces os sentiréis culpables de otra forma, y os diréis: «Qué mejor habría sido ser intolerante, aunque pueda ser una inmoralidad. Mil veces mejor una inmoralidad que una estupidez. Mil veces mejor ser el malvado en un mundo de bonachones mojigatos». Y yo os digo, bestia entre las bestias: ¡temedme, buenos corderitos, temedme a conciencia y desearme un final atroz!, pero darme las gracias, pues yo mantengo, paradójicamente, vuestra esperanza viva en vistas de que vuestro señor o vuestros Dios os salvará. ¡Ingenuos! Yo y mis iguales danzaremos y beberemos sobre vuestros cadáveres, sobre los vuestros y sobre otros venidos de lejos, los cadáveres de los últimos hombres.■

LA IDENTIDAD DE EUROPA. ¿ES EUROPA UN MITO CULTURAL?



Debate organizado por Foro Identidad y celebrado el 8 de octubre de 2011

TEMA DE DEBATE: LA IDENTIDAD DE EUROPA. ¿ES EUROPA UN MITO CULTURAL?

HORA DE COMIENZO Y FINALIZACIÓN: 11:25 - 13:10

ASISTENTES: DAORINO, TRIV, MAGO MÁRQUEZ, DE LORENZO, JDIA, PEBLO DE LA LÍNEA, GUAY, ISMEL

COMPILADOR: DAORINO

JDia inicia el debate lanzando las siguientes cuestiones: "¿Existe un sustrato real de identidad Europea? ¿Cuáles son las pequeñas fuerzas, o grandes fuerzas, que podrían oponerse a la construcción de Europa?" Triv señala que el concepto de Europa nació con Grecia y con Roma. Tras diversos comentarios sobre la lamentable situación de Grecia, de la Grecia actual, calificada de "secuestro", Daorino señala que quienes se han cargado el país son los grandes capitales con connivencia del estado griego, para posteriormente aseverar que los estados han sido colaboracionistas con dichos dueños del capital, dando su dinero para que los bancos comparan luego deuda para lucrarse. En la misma línea, pero más preciso, JDia nos señala que "la reserva federal de los Estados Unidos es un conjunto de banqueros poderosos que presta dinero a los bancos de los EE.UU. El Banco central europeo es también capital privado. Le prestó dinero a los bancos al 1% y luego estos invirtieron dinero en deuda para ganar dinero al 4%. Hay unos testaferros que hacen el juego a ese poder mundial."

De Lorenzo continúa: "Europa necesita un golpe de soberanía, necesita deshacerse de los poderes que se erigen al mando del capital internacional y nacionalizar la banca. Habría que cerrar el mercado mediante aranceles y llegar a una Europa soberana. ¿Cuáles son los sustratos que podrían unificar Europa?", se plantea, en clara alusión a las cuestiones que lanzó al inicio JDia: "pues el racial, que es el denominador común para que alguien pueda denominarse europeo". Posteriormente De Lorenzo lamenta que "haya una tendencia en incluir a Israel en Europa cuando no tiene nada que ver con Europa. Israel no es un pueblo europeo". A esto, JDia hace referencia a la raza judía askenazi como un subgrupo de ascendencia europea. Por su parte Daorino cuestiona la realidad de la raza judía, pues "si ésta se transmite sólo mediante gen materno, ¿qué sentido tiene si una mujer judía puede tener hijos con un negro o con un chino y los hijos ser judíos? Además, que los judíos no son sólo los askenazis".

JDia lee uno de los textos puestos en la página web, que reza así: "El Nuevo Orden Mundial se apodera de Grecia". Dicho texto está repleto de ideas que generan muchas intervenciones. Hubo cierto desprecio entre los contertulios ante un texto que se definió como conspiranoico, mientras que otros señalaron que la realidad es mucho más enrevesada. El propio texto hacía alusiones a las reivindicaciones de movimientos tipo 15M, a lo que Daorino reacciona, pues éste destaca que el texto habla de reivindicación nacional del pueblo, "pero dónde han estado las reivindicaciones nacionales en las protestas. Son los tontos útiles de la plutocracia. Estos indignados lo que reivindican es volver a tener el estómago lleno, como antes cuando no se quejaban, cuando no salían a la calle, además de reivindicar más globalización, más internacionalismo y más inmigración". Así mismo Daorino se retrotrae a algo que ya dijo en otro debate: "Mucha Spanish Revolution, y ninguna bandera española".

GuAy recalca que la economía mundial está movida por la codicia y la avaricia. Éste no cree en argumentos que señala como conspiranoicos. "La cosa es más sencilla que una tesis conspiranoica", remata. "La gente se asocia porque sigue objetivos comunes, pero no porque ellos se reúnen en una sociedad secreta, sino porque simplemente es la dinámica capitalista. La economía no debe ser intervenida, pero si regulada". Daorino responde que "Si los estados no son soberanos cómo van a regular la economía. Hoy es el estado quien es regulado, ¡¡el estado no regula nada!!". Prosigue GuAy: "somos culpables de la explotación de productos en China y demás, por lo que tenemos que tener conciencia de lo que se compra. Nosotros mismos contribuimos a esa globalización y a ese dominio que el capital ejerce sobre nosotros." Daorino, replicón, expone que no tiene por qué sentirse culpable de una situación que él no ha generado y retó a todos los presentes a ir a una conocida tienda de ropa y productos deportivos a encontrar mercancía que no esté fabricada en países tercermundistas. Seguidamente recalca que los indignados "deben dejarse de humanitarismo y de gilipolleces y dar un golpe de soberanía real si tanto hablan de Spanish Revolution. Una revolución no puede ser pacífica, porque si no se convierte en cabalgatas y reuniones de charlatanes. Estos indignados son la oposición ficticia generada por los grandes poderes".

Pablo de la Línea interviene de forma inconclusa, sin terminar las frases, vociferando: "unos países son impedimento para otros. Si hablamos de crear esa identidad europea… Codicia, conciencia, egoísmo… igual existen esos estados... Hoy se propugna por una era en la que somos más racionales o donde existen más aportes racionales... si se puede construir una Europa que no sea a base de bayonetas pues bienvenida sea. El concepto de raza tiene algo de exclusividad. NO HAY QUE IMPONER NADA."

Daorino responde: "las armas son condición de toda cultura. Deben estar al servicio del pueblo y no del capital. Las armas deben defender a Europa en manos de europeos. Ese pacifismo de dejar que te metan palos no va a hacer nada, lo único que conseguirá es que nos pasen por encima".

De Lorenzo, dirigiéndose a GUAY: "algo de responsabilidad tenemos los de abajo. Estamos en un proceso de globalización, una etapa nueva del capitalismo que tiene como exigencias la libertad de mercancías, de gente, etc. A esto se opone un poco el estado nacional, que se ha convertido en un obstáculo para que el capitalismo se desarrolle en un sentido globalizado. Europa está siendo horadara como un queso mediante la introducción de gentes que no son europeas y cuando llegue el día allí están. Europa culturalmente también está siendo horadada y lo que existe es una cultura de importación. Los marxistas han pasado de la internacional a la multinacional, y también han contribuido a la globalización. Hay que abandonar el sentido derecha e izquierda y darnos cuenta de dónde estamos".

Daorino vuelve a intervenir: "Thiriart hablaba de la Gran Nación, de la Gran Europa, de la superación del pequeño estado para crear una Europa que llegue hasta Vladivostok. Thiriart hablaba de grandes bloques, de que el tamaño en una nación importaba, tanto en lo territorial como en lo demográfico. Pero también hablaba de respetar las diferentes identidades de los pueblos europeos. Una gran Europa es hoy necesaria, pero no la del euro, no la Europa de mercado, sino una Europa unitaria, soberana, que con los palos afilados se alce como fuerza hegemónica contra el imperialismo plutocrático mundial, una Europa hecha por personas y no con dinero".

Seguidamente Mago Márquez recalca que "existe una búsqueda de entendimiento global. Internet es un gran ejemplo", para avisarnos de que "hay un control de la comunicación a través de internet, por lo que ve muy difícil la existencia de un mundo libre".

GuAy, que recupera el tema de los judíos, nos dice: "en ningún documento de la antigüedad está registrada la expulsión de los judíos de la tierra prometida. Es un mito lo de la expulsión. ¿Quiénes son los judíos actuales? La diáspora ya existía antes de la supuesta expulsión. No existe una raza judía, sino una cultura judía."

JDIA vuelve a intervenir, exponiendo varias cosas que no tienen una aparente conexión entre sí pero que claramente intentan responder o hacer alusión a lo que se ha dicho por parte de otros contertulios anteriormente: "Existen ciertos detalles culturales en los que se ven identificados todos los europeos: filosofía, pintura, música… Internet es un instrumento y se puede utilizar para muchas cosas, y no sólo para acelerar la globalización, aunque para eso está sirviendo. Internet como forma de control social, redes sociales… es también una fuente de información valiosísima". Posteriormente hace una interesante alusión a la financiación, por parte de los Rothschild, tanto del nazismo como del sovietismo, así como del escrito marxista "El Capital", del que consta como prueba material el cheque en el museo británico.

El siguiente en intervenir es Triv en forma de tromba de ideas: "la opinión es lo arbitrario. ¿A qué llamamos Europa? ¿Existe identidad Europea? Es un auténtico engaño. ¿Dónde empieza y dónde termina? ¿Qué importancia tiene Europa en el concierto internacional? España se está desmoronando. Cultura es donde se defiende al individuo, a la familia, la tradición, los valores propios de esa zona... Lo demás es fanatismo, banalidad y destrucción del individuo. La Europa del futuro será una Europa desvencijada. La globalización se está comiendo a Europa. Con la globalización el individuo va a contar muy poco". De Lorenzo, incidiendo en Europa: "los europeos tenemos una historia común, en muchas ocasiones de guerra, donde hay un sustrato cultural. En Europa unos crímenes pasan a primer plano y otros no. El genocidio de judíos se pone en primer plano pero los asesinatos y violaciones perpetrados por los soviéticos a mujeres alemanas no se cuenta.

«Mujeres alemanas violadas por rusos en la Segunda Guerra Mundial

Alrededor de dos millones de mujeres y niñas alemanas fueron violadas por soldados soviéticos entre 1945 y 1949 cuando el ejército stalinista ocupó Alemania oriental. Según algunos informes, el 90% de las mujeres berlinesas, para fines de la década de los cuarenta, había contraído enfermedades venéreas. Muchas de estas mujeres se suicidaron y mataron a sus hijas. Se considera que el 90% de las embarazadas abortó y las que continuaron, dieron al bebé en adopción. En 1946, casi el 4% de los niños nacidos en Berlín eran hijos de rusos. Entre las víctimas se encuentra Hannelore Khol, esposa del ex canciller Helmut Khol, quien se suicidó en el 2001 y que había sido violada a los 12 años junto a su madre. La odisea de estas mujeres salió a la luz gracias a Berlín: The downfall, 1945 (Berlín: la caída, 1945), el libro de Anthony Beevor –un historiador militar británico- publicado este año con enorme repercusión.»

USA hizo lo mismo a menor escala. Cuando los rusos no podían llevar a cabo esas aberraciones lo hacían turcos, kazakos… Aquí no hay santos. ¿Y Katym? ¿Por qué los marxistas se van de rositas".■


Frases célebres:

De Lorenzo: "Europa necesita un golpe de soberanía, necesita deshacerse de los poderes que se erigen al mando del capital internacional y nacionalizar la banca."

Daorino: "Si los estados no son soberanos cómo van a regular la economía. Hoy es el estado quien es regulado, ¡¡el estado no regula nada!!"

LA TIRANÍA DEMOCRÁTICA: LA IDEOLOGÍA ENGAÑABOBOS


Este discurso sería una provocación en cualquier otro lugar, pero no aquí, donde se reúne Foro Identidad cada dos semanas para entablar un duro combate entre las ideas libremente expuestas. Advierto que este discurso es mi opinión, hablo yo y sólo yo, de forma subjetiva, con la pretensión de contribuir al debate y nada más, por lo que no quiero reproches sobre su orientación ni que nadie se sienta atacado. Por lo demás, que a nadie le pille por sorpresa este discurso, bien conocido soy por no ser un amante de la democracia parlamentaria y todo aquello que represente debilidad y desidia.

Comencemos abruptamente: ¡el tolerante es una calamidad! Y eso es algo que lo saben muchos, incluso los que dicen ser tolerantes. Si no lo saben o alguien de aquí no lo sabía, lo digo yo. Una cosa es respetar, otra tolerar; lo primero es razonable, cívico, necesario, o casi necesario, porque a veces puede no serlo; pero lo segundo es, como he dicho anteriormente, una calamidad. Pocos tolerantes son los que yo conozco, y los que podría haber conocido he evitado conocerlos, pues yo no me junto con borregos. Me da igual que alguien me diga que es tolerante, como si yo me tuviera que creer todo lo que me dicen. Por lo tanto, me congratulo de que aquí, en Foro Identidad, seamos unos intolerantes consumados, necesariamente intolerantes, porque por necesidad no somos estúpidos. Si fuéramos estúpidos no vendríamos a este foro. Y me detendré en esto que expongo, para aclarar a los incrédulos el atrevimiento de mis palabras.

Tolerar es asumir cualquier cosa sin resistencia. El tolerar es, en su máxima expresión, el "me da igual", el "lo acepto", el "por qué no", el "está bien"... ¡la indiferencia! La tolerancia es la actitud del nuevo modelo de esclavo generado por la democracia, un nuevo hombre de inacción crítica, intelectual y volitiva, despojado del espíritu de lucha y de su propia identidad. A este hombre le da igual todo lo que no sea él mismo, pues no tiene más remedio que soportarse. Tolerar es no discutir. Yo siempre le digo al "tolerante", cuando me insulta o me critica una idea: «Tolerante, ¿por qué me discute, no acepta usted cualquier idea? ¿No dice usted ser tolerante?» Y es que la tolerancia es en sí misma ajena a la discusión. Así que observemos a nuestro alrededor, mirémonos a la cara, y observemos sin miedo: el mundo, el mundo entero, es hipócritamente tolerante y absolutamente intolerante. Así que el mundo es, en este sentido, algo poco estúpido, porque la intolerancia significa que "hasta aquí acepto", "hasta aquí he llegado", "no todo vale". Y así debe ser, las ideas y los actos se enfrentan y algunos pierden y otros ganan. Yo, cuando vengo a Foro Identidad, me regodeo en toda nuestra brillante intolerancia, porque es la esencia de nuestro foro, de cualquier foro libre, de cualquier foro donde se juntan personas a pelear con las ideas. Es por ello que me atrevo a decir que nuestra clase política es estúpida, pues sumida en la tolerancia, en la neutralidad política, y esto viendo más allá del teatro que hay montado, vemos que no hay una confrontación real entre amigos y enemigos.

Otro de los logros de la tolerancia democrática es que los imbéciles pueden hablar y decidir. Cuando eso ocurre un pueblo se hunde, pues se reniega de la calidad y de la excelencia. Yo digo que no, que no todos pueden hablar, que no todo el mundo tiene el mismo valor, que no todos somos iguales y que hay personas mejores que otras. Esto es una realidad.

Así pues, ya he desquebrajado uno de los elementos esenciales de la democracia, o de lo que nos han dicho que es la democracia, y que es, en esta democracia, inexistente por imposible: la tolerancia.

Otro de los mitos de la democracia es la soberanía popular. ¿Existe tal cosa? Para que haya soberanía popular debe haber una identidad concreta en un grupo de gente concreta, y hoy, radicalmente puedo decir que no hay pueblo, sino una masa desarraigada. Lo que queda de pueblo es tratado como una entelequia, como una antigualla, y es que dentro de poco los españoles que quedemos viviremos en reservas, como los indios, si no es que acabamos aniquilados bajo el cielo de la estrella y la media luna. En un país donde lo único que define la nacionalidad es el DNI la pertenencia al pueblo se ha perdido, así como la conciencia de tal. Así que, ¿soberanía popular? No es posible, ahora mismo no; o al menos no es posible la del pueblo español.

Nos han dicho que por votar cada cuatro años somos libres. Eso es una chiquillada. Cada cuatro años votamos y luego vemos cómo hacen con lo que hemos votado lo que quieren: ¿cuántos casos de transfuguismo hay? ¿Y la ley electoral? La ley electoral es antidemocrática, y más con las nuevas normas que restringen la pluralidad política, es decir, la participación de partidos si no cumplen ciertos requisitos. Y bien, votamos y decidimos a quien sentamos cada cuatro años (Eso si, decide la mayoría, no el pueblo, un claro ejemplo de que prevalece la cantidad sobre la calidad). ¿Y luego qué? Supongamos que hemos decidido algo. Luego ese a quien hemos sentado hace lo que le da la gana, pues ese hombre no sirve al pueblo, sino sus propios intereses de partido y personales... y a otros privados: ¡la democracia es también la tiranía de los caprichosos! Yo prefiero mil veces a un líder que a un político profesional. Yo quiero a un hombre con valores, a un hombre capaz de darlo todo por el pueblo que presumiblemente ama. Yo no quiero democracia, es decir, a charlatanes, sino a hombres que lleven un país como un marino su barco, firme por los mares, evitando que se hunda. Quiero a un capitán, quiero a un líder, quiero a alguien que sea capaz de tomar decisiones.

Otro mito de la democracia es la libertad. Es por ello que a difícil tarea es a la que nos enfrentamos los librepensadores en esta época de decadencia, difícil tarea en un mundo donde todos hacen uso de la palabra libertad sin ejercerla. En la democracia es libre sólo aquel que acepta todas las máximas democráticas tal como los autodenominados demócratas las han venido exponiendo. El demócrata te dice lo que es demócrata y lo que no es demócrata. Y hoy, lo que no es demócrata debe ser reducido. Y luego te vienen hablando de tolerancia y bla bla bla.

Yo nací el año 1981, durante los inicios de la orgia "memocrática". Ya había ocurrido el intento golpista. Luego me educó la logse y me enseñaron a distinguir entre el fascista y el demócrata. Básicamente facha era todo lo que había antes desde el inicio de los tiempos hasta no hacía mucho... "desde hace poco el pueblo es libre", me dijeron. Pero hay más. Los docentes me explicaron que fascistas son todos aquellos que no desean la libertad de expresión, es decir, no se trataba de gente que no te dejara decir cosas, sino que te decían lo que se debía o no decir. También son aquellos o eran aquellos que persiguen o perseguían a los de pensamiento diferente, además de ser aquellos que defienden a los ricachones. Y es que todos los fachas son ricachones, me dijeron, todos son capitalistas y están en contra del trabajador. Sin embargo, los demócratas son gente humilde, es decir, gente que no hace ostentación de riqueza, gente generosa y que mira por el pueblo. Son también luchadores por la libertad y radicalmente tolerantes. Los demócratas son buenos, los fachas son malos. Pues bien, en este mundo tan extraño que me ha tocado vivir aún no he conocido a un demócrata, y si los hay, o son minoritarios, o son perseguidos o... ¡paradoja!, les llaman fachas.

Y bien, no se confundan, en esta parrafada demócrata significa, al menos si nos referimos al demócrata perseguido, "aquel que piensa que el poder debe emanar del pueblo, pero de un pueblo homogéneo y firmemente constituido con la mira puesta en la única empresa noble: la patria, la nación...".

Y quiero finalizar hablando del tema "Libia", sobre lo que hemos vivido durante los últimos meses. Para ello transcribiré varias parrafadas que escribí en otros foros y que he unido en un sólo texto:

«Lo más lamentable es que ayer, hablando con muchos, deduje que el sentimiento generalizado es de felicidad ante la muerte de Gadafi. Me llamó la atención, gente que está todo el día con la “paz”, los derechos humanos, etc. etc. en la boca. Es la doble vara de los “demócratas”, que de demócratas tienen poco. La lucha metapolítica debe ser a conciencia, porque cambiar esta mentalidad va a ser complicado.

Los medios de comunicación también han hecho la guerra y son un elemento que hace posible la inexistencia de una democracia real, y he ahí que debemos responsabilizarles de toda esta opinión pública, que no es del público, sino de la tele. Los medios han llamado tirano, dictador y bla bla bla a Gadafi, ¡y qué más daría eso! Nos han vendido que esos rebeldes quieren la democracia y demás, y ya veremos lo que pasa en todos esos países. Los cristianos estarán temblando, por ejemplo.

La democracia es una tiranía más, te da con el mazo y te atiza con fuerza de otra forma, te llena el estómago y con eso pretende amansarte. La gente piensa que con la democracia ya hay libertad y valores, y con la democracia nunca ha habido tales cosas: la democracia de hoy es la sirvienta del capital. Eso sí, un logro interesante, los tiranillos se van rotando cada cuatro años. ¿Qué decide el pueblo en una democracia? En el poder quiero gente honrada, un líder que sepa dirigirnos hacia la victoria. Gadafi supo dirigir a su pueblo, le pese a quien le pese. Libia vivía el mejor momento de su historia en lo económico, Gadafi fue un líder y al principio del conflicto generado por el NOM Gadafi estaba ganando la guerra hasta que se inventaron lo de ataques a civiles y demás para que la OTAN tuviera una excusa ante la opinión pública de eso que llaman Occidente.

En un futuro, quién sabe, podremos juzgar a los mandatarios de la OTAN, a los ex presidentes yanquis, al “bueno” de ZP, a Sarkozy y a Berlusconi, por lo que han hecho en Libia y en otros muchos sitios, por lo que han promovido y siguen promoviendo. ¡Hay tantos responsables!

Y Gadafi no era un santo, lo sé, no soy tan ingenuo ni tan estúpido como para pensar eso. Saddam Hussein tampoco era un Santo. No lo fueron ni Hitler ni Mussolini. Tampoco lo era Stalin, ni lo es Carrillo. No lo es tampoco Obama, ni lo es Zapatero, ni Berlusconi, ni Sarkozy. Santos hay ninguno, y si encontráis alguno traérmelo para que desenmascare su apariencia de bondad. Ser demócrata no te convierte en bueno, hoy simplemente te da legalidad en tus acciones, aunque sean acciones criminales.

Y pensar que puedo acabar como Gadafi algún día, sodomizado y humillado, gracias al talante democrático que se ha demostrado en las "primaveras árabes" y en occidente, me ayuda a ser menos compasivo. No se ha liberado a nadie en todos esos países árabes, sólo los recursos naturales. La democracia es una tiranía más, lo demuestra cada día, y sus métodos son demoledores y sanguinarios... siempre de la mano del capital»■

EL FRACASO: EL FRACASADO Y SU VICTIMISMO


Hay muchos tipos de fracasados. Me detendré sólo en dos. Uno de ellos es el fracasado que está orgulloso de su fracaso y quiere en ello ser reconocido, así que no os corroa el veneno de la pena por él. Este tipo de fracasado se aprovecha del romanticismo de muchos personajes habidos en la historia o en los libros. Se aprovecha del estado hoy normal de cosas que ha hecho creer a la masa que el fracaso te otorga cierta superioridad moral o el estatus de víctima, lo que te da también superioridad moral. ¿Cómo es posible? ¿Cómo es posible que ser un fracasado te dé superioridad en algo? ¿En qué se basa esto? ¿Por qué necesariamente una víctima? A mí no me entra en la cabeza. No quiero decir que un fracasado no tenga en cierto momento razón, ¿pero ya, de entrada, ser fracasado te facilita superioridad moral y la razón?

Este tipo de fracasado es fracasado incluso cuando triunfa, pues este fracasado habla en nombre de los perdedores, se erige como mártir de las causas perdidas. Observareis que aquí, más que fracasado, hay pose de fracasado. Y es que este tipo de fracasado se inventa hasta sus fracasos. Es el rey del fracaso, es el rey de la derrota, y siempre será por culpa de alguien más fuerte, por alguien que supuestamente le oprime, la razón por la cual no consigue el éxito anhelado. El fracasado, en este caso, es también un oprimido, o más bien un victimista. Y se siente tan oprimido que se oprime a sí mismo. En batalla eterna contra sigo mismo y gracias a las psicologías modernas llega al propio auto-odio... Luego se vanagloria de ello: me odio, soy un ser mediocre, debo desaparecer... ¡Se vanagloria de su propia culpabilidad por existir, de su debilidad, de su podredumbre!

¿Qué estado de cosas ha propiciado todo esto? ¡Qué estado de cosas ha hecho posible que esta pose de fracasado, que este auto-odio, se ensalce como un don de humildad! La respuesta es sencilla, después de más de 2000 años la pregunta tiene fácil respuesta. ¡Los esclavos pueden hablar! ¡Maldita sea!

La figura del fracasado tiene muchos ejemplos en la literatura y en la historia. Casi ninguno de ellos responde al fracasado definido anteriormente. Y entramos de lleno en la segunda figura que quiero exponer.

Si existe romanticismo en estos seres creados por los más agudos ingenios o surgidos por los más enrevesados contextos históricos es porque se trata de seres que nunca han cejado en el empeño por algo, porque son luchadores empedernidos que prefieren la mayor de las derrotas y su honor intacto a recular y vivir mancillado. A ellos la derrota no les hunde, no es motivo ni escusa para ceder, sino más bien lo contrario, es la motivación. Fracasa constantemente, es decir, sus acciones no alcanzan la meta, pero sus miras están en la victoria, en la gloria, en el reconocimiento de sus hazañas por algo noble. Este fracasado tiene un aire voluntarioso, un aire distinguido e ingenuo, una inclinación hacia arriba que les obliga a luchar por valores más elevados que ellos mismos; y puede que por ello ya se hayan superado en parte. Su fracaso se mide por las acciones. El fracaso no está por lo tanto en el espíritu, que sólo tiene las miras puestas en la victoria, en el triunfo, en ¡la gloria!

Esto me hace pensar que qué importa fracasar o no, lo que importa es vivir la vida lo más intensamente posible sin renunciar en cada momento a lo que uno es y a lo que cada cual quiere proyectarse.

Se habla de que el nacionalsocialismo, por ejemplo, surgió de las cenizas del fracaso de la Primera Guerra Mundial. Su ascenso al poder es definido, por parte de muchos, sin que ello resulte escarnio, sino un matiz romántico, como el ascenso victorioso de una masa de fracasados o de una masa que más que fracasada, surgió del fracaso y estaba condenada al fracaso. Y es que el fracasado de verdad está condenado a ello. El fracaso real es el tema central de la tragedia moderna, y no una pose, ni una forma de vida, ni algo que deba infundirnos pena. Es el sino posible de los hombres heroicos, de los hombres fuertes que dan el todo por el todo aún a riesgo de quedarse con nada.■

LO REAL


Todo es real, todo lo que puede ser pensado, todo lo que es sensible, todo lo que se puede tocar y no tocar, nuestros sentimientos, las mentiras y las verdades... todo es real. En el mundo no hay lugar para lo irreal, todo lo que es es en cuanto que se manifiesta de una forma u otra. El mundo de las ideas existe, pero no como otro mundo, sino inmerso en ese único mundo real y absoluto como un algo pensado. ¿Qué es entonces lo irreal? Lo irreal es también lo real. Lo irreal es lo que no existe, es decir, lo que carece de "sensibilidad", pero a su vez se proyecta en forma de pensamientos, de ensoñaciones, etc. Todo lo que puede ser explicado o plantearse es de alguna forma.

Cuando la moral que se quiere implantar no se encuentra en la naturaleza se coge con las "manos" y se crea un sucedáneo, una moral manufacturada y racional. En el mundo real lo irreal surca invisible como el viento, pero como el viento, pega fuerte con sus azotes. Y corremos el riesgo de que se convierta en lo único real, en que sea la mentira, lo inexistente, lo "insensible", lo que domine cada acto, cada acontecimiento, cada hito de nuestras vidas. Si lo real y lo irreal son igual de reales, es decir, si ambos forman parte de lo Real, no sea descabellado pensar que existe una lucha inmemorial entre ambas fuerzas por ser hegemónicas dentro de un mismo mundo, del único mundo posible, como si hubiera una pugna eterna entre los que quieren mantener y defender lo ya establecido, es decir, el orden natural de las cosas (y estúpido sería aquí decir que se quiere "imponer" algo que ya es por sí mismo), y los que quieren establecer una realidad que sólo es viable mediante la imposición y el lavado de cerebro, es decir, el orden racional de las cosas.

Y no piensen que el orden natural no puede dar lugar a una moral, a un mundo espiritual y racional. Pero ese mundo espiritual surge de la tierra al igual que un manzano gracias al baño proporcionado por un cielo que siembra con agua y luz. El sustrato de esta moral es real, surge del mundo natural. Sin embargo, el orden racional de las cosas surge de algo tan sencillo como decir que aquello que no existe nos lo inventamos y que los manzanos nacen del aire. Este orden racional no surge de la tierra, es mera especulación. Mientras que el orden racional posibilitado por el orden natural surge de la tierra.

Esa moral que hoy impera lo único que pretende es lo mismo que con la silla, hacer el mundo un poco más cómodo. La moral que hoy nos domina no está hecha de las cosas de la vida, sino de divagaciones, de sueños, de metas imposibles e irrealizables. No está hecha para la laboriosidad y la paciencia de una vida natural y sacrificada, sino para monos sapientísimos con moral de esclavos. Esta moral que hoy totalitariza la vida de forma invencible quiere poner un velo a la propia vida en su crudeza. Quiere pasarnos por el fuego hasta que no quede dentro de nosotros ni una sola gota de sangre, quiere convertirnos en seres que no sienten ni padecen, en seres sin cuerpo que sólo sean pensamientos, como el aire, como los fantasmas.

Sin embargo, es inútil todo esfuerzo del utópico por deshacerse del mundo real, del único mundo posible. El polvo se puede tapar con una alfombra, pero el polvo sigue allí. El maquillaje puede ocultar el paso del tiempo, pero el paso del tiempo está ahí, inexorable, dorando cada piélago de nuestra piel.

Más de una vez he dicho que "el marxista cultural va en contra de la vida, pues no es un hombre de este mundo, de lo real, sino de otra parte, del mundo de las ideas". Básicamente no es que sea de otro mundo. Sé que todos habrán entendido lo que quería decir en aquel momento, pero me parece necesario aclararlo. El que es de otro mundo quiere alcanzar su mundo destruyendo el que ya existe. No quiere otro mundo en realidad, quiere el mismo mundo de ahora sustituyendo los pilares del mundo presente. Sólo de mentalidades así puede entenderse ese ánimo tan genocida del marxista. En el mundo que construye el moralista triunfante de la modernidad valdrá poco lo que veas, u oigas, o sientas. Lo irreal, que también es real, quiere imponerse y ser lo único Real. Preparaos para un mundo pensando, preparaos para un mundo que hecho de cosas que no existen tu cuerpo dejará de ser una pesada carga. "Pedazos de carne, pasad por la trituradora", nos dicen a lo lejos.■

CONCEPTOS BÁSICOS DE GENÉTICA V

por LEÓN RIENTE


EVOLUCIÓN: en genética de poblaciones es el cambio acumulativo e irreversible de las proporciones de los diferentes alelos de los genes en las poblaciones. Supone la extrapolación en el espacio y en el tiempo de los cambios o procesos básicos de las poblaciones.
    
VELOCIDAD EVOLUTIVA: medida del cambio de los polimorfismos genéticos en el tiempo. Depende de los llamadosFACTORES EVOLUTIVOS.


ÁRBOL EVOLUTIVO DE LAS POBLACIONES HUMANAS: esquema que sirve para determinar la historia evolutiva del hombre. Se realiza mediante la representación de las separaciones sucesivas entre poblaciones humanas, a partir del estudio de las distancias genéticas entre poblaciones. Existen distintos métodos de construcción de estos árboles, pero siempre se hacen a partir de los datos aportados por la medida de la distancia genética entre poblaciones.


ÁRBOL FILOGENÉTICO DE LAS POBLACIONES HUMANAS: sinónimo de ÁRBOL EVOLUTIVO DE LAS POBLACIONES HUMANAS.


RELOJ MOLECULAR: técnica para calcular el tiempo que separa a dos poblaciones (también a especies) mediante el análisis de las mutaciones acumuladas en cada una. Se basa en el hecho de que en un gen o en la proteína que produce un gen se van acumulando mutaciones paulatinamente a una tasa de cambio, en principio, constante. Cuando dos poblaciones o especies se separan, el número de diferencias genéticas existente entre ellas será, en principio, proporcional al tiempo de separación.
    
Es un instrumento de gran utilidad para ajustar los tiempos relativos de ramificación en los árboles evolutivos.


MICROSATÉLITES: secuencias de ADN en las que un fragmento (de tamaño que oscila entre uno y seis nucleótidos) se repite de manera consecutiva, siendo la variación en el número de repeticiones lo que origina diferentes alelos. Habitualmente se encuentran en zonas no codificantes del ADN.


Se utilizan como instrumento de datación genética absoluta (es decir, que da una referencia a un tiempo concreto). Conociendo la frecuencia de mutación de los microsatélites y contando las mutaciones que separan a dos poblaciones, se puede valorar su separación evolutiva en número de generaciones.


RECONSTRUCCIÓN DE LA EVOLUCIÓN MEDIANTE LA GENÉTICA


La magnitud de la variación genética geográfica e histórica de las poblaciones humanas a lo largo de la historia de la especie es posible predecirla conociendo las dimensiones demográficas de estas poblaciones a lo largo de toda su historia, sus movimientos demográficos a partir del origen del hombre, conociendo asimismo qué genes están sujetos a la selección natural y, si lo están, por qué.


Para reconstruir esta evolución es preciso hallar relaciones genealógicas entre individuos y grupos humanos. Para hacer esto es conveniente, tal y como recomendaba Darwin, recurrir a caracteres no expuestos a la selección natural. Respecto a los genes que se encuentran sometidos a la acción de la selección natural, y para el caso particular de genes sometidos a la selección natural debida a factores ambientales, hay que tener en cuenta  que estos genes nos hablan mucho de esos factores ambientales.


Pero además de la selección natural, hay que considerar el efecto del azar, que provoca fluctuaciones caprichosas. Su efecto se puede contrarrestar incrementando el número de observaciones (ley de los grandes números). Todo consiste en estudiar bastantes genes distintos y, a partir de ahí, reconstruir, mediante un estudio de sus tendencias medias, las regularidades  que interesan. Es recomendable  seguir estudiando genes nuevos hasta que las conclusiones obtenidas se vuelvan estables y no muestren tendencia a cambiar con el aumento del número de genes.


DIFERENCIAS EN LA VARIACIÓN ENTRE DISTINTOS GENES DE UNA POBLACIÓN A OTRA


Hay indicios de que la velocidad evolutiva, calculada a partir del promedio de muchos genes, es la misma en todas las ramas del árbol evolutivo, es decir, es la misma para todas las poblaciones. Las excepciones parciales observadas en esta velocidad de evolución constante tienen más bien relación con el intercambio genético entre poblaciones (migraciones), que altera las distancias genéticas de algunas de ellas.


Bajo los efectos de la deriva genética se puede esperar la misma cantidad de variación media para cualquier gen, pues la causa de la variación (las dimensiones demográficas de la población) es la misma para  todos los genes.


Si la selección natural está presente puede tener un efecto importante, y puede aumentar o reducir de un modo notable  la velocidad evolutiva, comparada con la que cabe esperar sólo con la deriva. Hay genes que varían muy poco de una población a otra y otros que varían mucho. Existen otros con variación intermedia, que es probable que sean selectivamente neutros y que su evolución se deba en gran medida a la deriva genética. Son genes que se pueden considerar excluidos de la selección natural, por ejemplo aquellos que han perdido su funcionalidad, caso de los pseudogenes. Éstos, por no estar sometidos a la selección natural, reflejan más netamente el efecto de la deriva genética.


La frecuencia de las mutaciones también influye en la variación genética. Si es alta, la variación genética es mayor.
    
Los intercambios genéticos por migraciones obviamente tienden a reducir la variación genética entre poblaciones.


AISLAMIENTO DEBIDO A LA DISTANCIA


Un gen puede varíar aleatoriamente en el espacio geográfico, pero existen marcadas regularidades, fáciles de estudiar si se considera al conjunto de genes y se calculan las razones de probabilidad que valen para este conjunto. La regularidad más importante es que la distancia genética (para el conjunto de los genes) aumenta de forma tendencialmente constante al incrementarse la distancia geográfica, hasta alcanzar un máximo que no es sobrepasado. Existen aquí dos elementos actuantes con efecto inverso: 1) frecuencia de mutación, que hace aumentar las diferencias genéticas entre dos lugares y 2) frecuencia de migración, que tiende a asimilarlos. Este fenómeno se denomina aislamiento de la distancia.


Esto se ha comprobado experimentalmente y se verifica para todos los continentes, si bien con distinta intensidad. La distancia genética máxima alcanzada es menor para Europa que para el resto del mundo, siendo este continente es más homogéneo, posiblemente debido a su relativamente escaso tamaño y a los intercambios migratorios intra-continentales.



El aislamiento debido a la distancia se encuentra alterado en lo que sería su manifestación puramente ideal, para la cual el espacio sería homogéneo, por el hecho de que el espacio, efectivamente, no es así: existen barreras geográficas (mares, océanos, montañas, ríos, etc.) que frenan la migración e impiden la difusión de los genes, manteniendo las diferencias entre poblaciones geográficamente separadas. Por esto mismo tienen utilidad los árboles evolutivos.■