Busca y encuentra

LAS RAZAS HUMANAS SI EXISTEN

por León Riente
Fuente original, aquí.

(Escrito para unos tiempos extraños en los que hay que fundamentar hasta lo más obvio y lo más increíble se da por bueno sin más).

- - - - - - - - - - - - - - - -

Es necesario problematizar el hecho de que la ideología dominante propague sin descanso el discurso de la inexistencia de diferentes razas en la especie humana. De hacer caso a este relato hegemónico resultaría que esta peculiar especie sin subespecies, es decir sin razas, constituye una rara excepción en la naturaleza, sobre todo entre las especies con un mínimo de complejidad. No es en la biología donde los defensores de la inexistencia de razas humanas encontrarán fundamento. En la especie humana se presentan genes polimórficos y genes no polimórficos. Son los primeros los que nos interesan aquí. Estos son llamados así por ser susceptibles de presentarse en distintas formas, cada una de las cuales es denominada alelo. En la especie humana existen poblaciones que difieren entre sí notablemente en la frecuencia de aparición de determinados alelos, referidos lógicamente a los genes polimórficos (únicos que presentan alelos), y este hecho hace que el genotipo y el fenotipo (o apariencia externa) de los miembros de estas poblaciones consideradas grupalmente diverjan entre sí. Eso es, ni más ni menos, una raza, una subespecie de una especie inclusora. Es importante clarificar bien cada concepto para no terminar confundiéndolos y llegar a conclusiones manifiestamente erróneas. Así, un error frecuente de los propagandistas de la ideología dominante, que trabaja insistentemente para imponernos una especie de consenso racial según el cual sólo habría una raza, la "raza humana", es la confusión entre especie y raza.

¿Cómo se llegan a constituir las poblaciones definidas que denominamos razas? Aún admitiendo la tesis, en discusión, de que la especie humana tuvo un origen sincrónico y común en África, y de que se parte en principio de individuos similares en lo que aquí tratamos, nadie informado puede negar la realidad de las mutaciones espontáneas, la selección natural en función del medio sobre estas mutaciones, la deriva génica y la endogamia dentro de grupos físicamente separados o dentro de grupos relativamente cercanos pero dotados de sanciones sociales que llevan hacia esta endogamia. Éstos son los principales elementos que crean, siempre admitiendo, como se ha dicho, la aún cuestionada tesis monogenista, las distintas razas humanas existentes en la actualidad.

Una raza es un grupo genético real pero difuso, y este hecho es fuente de error de muchos inadvertidos. Es decir, en virtud de un común origen, o de la existencia de fronteras moderadamente permeables entre los distintos grupos raciales, o de ambos factores, la manifestación del hecho racial no ocurre necesariamente como exclusión, es decir, como presencia o no de determinado alelo o número de alelos en cada grupo racial, sino como tendencia (si bien es notorio el hecho de que determinados alelos siempre están excluidos para determinados grupos raciales) . Cada raza tiene una tendencia central, genotípica y fenotípica, alrededor de la cual oscilan los miembros de la raza. Esa tendencia es distinta a la de otros grupos raciales aunque permita cierta convergencia individual en alguna o algunas características entre elementos situados en estándares extremos respecto de su propia tendencia central. Este hecho último no representa ningún argumento en contra de la existencia de las razas ni ningún descubrimiento reciente que la biología no conozca desde hace mucho: se enmarca bajo el concepto de clina. No hablamos por tanto de categorías exactas ni discretas, pero sí tendenciales y consistentes. Y esto a pesar de la constatación por parte de los genetistas de la existencia de zonas de cambios genéticos abruptos.

De todo lo anterior se deduce que una raza es una población que difiere respecto a las demás en frecuencias de alelos en muchos sitios genéticos, siendo esto causa de efecto fenotípico en los miembros de dicha población, configurados de una manera particular en lo que a características físicas (externas o internas) concierne.■

REFLEXIÓN SOBRE LA FILOSOFÍA Y LA ACTITUD EGOÍSTA

YO SOY ÚNICO

La generosidad es un egoísmo

¿Qué es el egoísmo? El interés propio, ya sea exclusivamente hacia lo particular o hacia el bien colectivo. Pensar en ti y pensar en los demás es egoísmo. Lo segundo puede que mucho más si piensas en lo que te pueden dar a ti y no tú a ellos. En todas las relaciones humanas hay un interés por algo, eso es egoísmo: quien da comida tiene interés en parecer bueno y mantener limpia su conciencia, el que come se aprovecha de la buena conciencia, todo ello es egoísmo. Pensar en uno mismo o pensar por los demás por uno mismo, todo ello es egoísmo. Puede que todo sea egoísmo pues del ego emana todo. En definitiva, parece que el interés, cualquier interés, es el egoísmo.

La masa anula la particularidad
Sin duda hablar de egoísmo es hablar del hombre, más bien del hombre como individualidad. Aquí al menos me centro en el hombre pues desconozco si otras formas de vida son capaces de una intencionalidad tan compleja como la humana. El egoísmo requiere intención y acción  (conscientemente) y a veces pulsión y acción (inconscientemente, como si se tratara de una especie de reflejo egoísta). Así sospecho que toda acción humana encierra en sí algo de interés para nuestro ego. Es esa tendencia del hombre hacia sí mismo o hacia lo suyo lo que llamamos egoísmo. No es algo bueno, ni algo malo, simplemente es lo que es. Y sin embargo el egoísmo no impide la generosidad, es precisamente la generosidad otro modelo de egoísmo, sólo que correcto, comprometido, que pretende reciprocidad para el propio ego y para el de los demás. Si ayudas a alguien también te ayudas a ti, si ayudas a alguien y ese otro no te corresponde ni siquiera con un agradecimiento no merece más generosidad. No hay que hacer nada gratuitamente. Hacer nada gratuito no significa hacer todo por dinero, sino hacer de cada acción algo que te reconforte, algo que te enriquezca, es decir, ser egoísta.

De esta forma podemos afirmar que existe un egoísta generoso, un modelo de egoísta que no es plenamente egoísta pero tampoco plenamente generoso (tampoco plenamente abnegado). El egoísta egoísta es, por otro lado, plenamente egoísta, pero también plenamente generoso… consigo mismo y nadie más. Finalmente, aseverar que el desinterés es una quimera (o al menos una contradicción en sí misma) y que todo tiene una intencionalidad si se hace conscientemente, es decir, un interés hacia o por: lo inconsciente también tiene una intencionalidad, pero es sin querer. Las pulsiones egoístas, es decir, los reflejos egoístas, forman parte del carácter, la conducta y el comportamiento, pudiendo ser adquiridos por impregnación cultural o por mimetismos o simplemente autogenerados como respuesta a determinado medio, constituyéndose en parte de la particularidad de cada sujeto.

Asimismo, he de advertir que no hay que entender el egoísmo exclusivamente como una actitud humana. Es algo más. El egoísmo filosófico se ocupa de esa actividad egoísta y del individuo como un absoluto, como un todo que sólo debe pensar en su propio beneficio. No obstante, centrarse en el individuo es ya profundizar en la filosofía egoísta.

I. EL EGOÍSMO

Manipulable, controlable, determinado
El egoísmo filosófico, toda aquella tendencia que se centra en el individuo como un absoluto en cualquier ámbito de estudio (ética, epistemología, política, etc.), me fascina. Supone la reivindicación del hombre soberano, único, auto-crático. Sin embargo, estas filosofías poseen elementos negativos y extremadamente perniciosos –al menos para una mentalidad con inquietudes sociales-, aunque multitud de ideas provechosas –y son con éstas con las que nos debemos quedar, pues aún teniéndose inquietudes sociales no debemos olvidar el propio interés individual como forma de negación del totalitarismo y como muestra de que lo social y lo individual pueden complementarse. En este mismo blog, con una serie de artículos que dediqué a Max Stirner, ya me introduje en este tipo de filosofías.

Y ¿por qué son perniciosas estas filosofías egoístas?, os preguntaréis, si tenéis curiosidad. Pues por un simple detalle (lleno de complejidad por otro lado): estas filosofías están “poseídas” por la idea de «libertad»; y seré más claro: son autodestructivas porque sacrifican o son capaces de sacrificar “todo” en pos de preservar y respetar la utopía libertaria laissez-faire y un estado utópico-racional, despojando al hombre de todos sus vínculos (familiares, nacionales, culturales, históricos, etc.)

Ser libre no es algo que esté al alcance de cualquiera, pues requiere dominio de sí (voluntad) y responsabilidad (consciencia): y la libertad no es un derecho, es algo que se conquista (y no plenamente – puesto que la libertad no es algo que esté ahí y se coge: cada cual forja su propia libertad, su propia voluntad, cada cual sabe hasta dónde puede mandarse y obedecerse, comprometerse y hacerse promesas). Egoístas como Ayn Rand hablan de razón y de libertad como elementos indisolubles y unidos, como elementos que se deducen el uno del otro. Y ¿por qué un acto razonado previamente o algo razonado previamente sin acto físico posterior es un acto cometido libremente, es decir, a voluntad? Un acto es libre cuando uno lo decide y siempre a voluntad, pero para ello han influido sobre la decisión cientos de condicionantes, ¿existe, por lo tanto, un acto realmente libre? ¿No es la libertad una contradicción en sí misma, como ya he señalado en otros artículos? Porque en cierto modo una decisión la tomas tú mismo y un montón de condicionantes, incluso a veces son los condicionantes quienes deciden al margen de uno mismo.

Aquiles, el de los pies ligeros

Ayn Rand, elevando la razón a las cumbres “fantasmagóricas” de la libertad, racionaliza y logiliza el mundo al extremo. Así pues, se entiende cómo esta filósofa de origen ruso, ascendencia judía y nacionalizada estadounidense, que falleció el año 1982, critica a Nietzsche y su irracionalismo, un irracionalismo que podría definirse como “el hombre arrojado y entregado al orbe, superando, digiriendo y domando sus pasiones, hollando éstas vívidamente hasta agotarlas”. Y es que en la vida no todo se atiene a razones, la razón del hombre es incapaz e insuficiente para alcanzar toda la comprensión, magnitud y trascendencia de la propia existencia: una existencia basada en la razón exclusivamente te pone a la altura de una máquina. El hombre sólo debe usar la razón para entender la propia irracionalidad del mundo, para establecerse un orden, para hacer comprensible la realidad. Pero repito, el mundo es en sí irracional, la vida carece de sentido, en la vida no prima la razón sobre los sentimientos y la experiencia humana; no todo debe ser vertido en la cloaca racional, pues si no la vida se convierte en algo insípido, yermo, inerte y rígido. Y bien, admitir la irracionalidad del mundo, no desdeñar los sentimientos y las experiencias no es ser irracional.

En definitiva, negar el racionalismo como medio para acceder al mundo con paso firme es igual de estúpido que negar el irracionalismo inherente en la propia realidad. Negar la irracionalidad es por otro lado negar la vida o parte de ella. Es a voluntad que debemos ser racionales.

II. EL «EGOÍSMO EGOÍSTA» Y EL «EGOÍSMO GENEROSO»

El egoísmo como actitud humana es algo que no debemos negar, ni siquiera en nosotros mismos: si decimos que somos generosos, mentimos, si decimos que no lo somos, también mentimos. Como podéis observar, ser un negador es abolir una cualidad humana o elemento de la vida, asumir ambas es afirmar la totalidad admitiendo las contradicciones, es decir, acercarse al amoralismo, a estar por encima de los conceptos. Abreviando, la generosidad se nuestra en el egoísmo y éste en la generosidad. Son dos actitudes esencialmente de la misma naturaleza aunque con diferentes inclinaciones. ¿Por qué son esencialmente lo mismo?, pues porque ambas derivan a la consecución de un interés hacia algo; el egoísmo es un interés personal que se manifiesta en una acción que beneficia al propio sujeto que lo acomete, pero la generosidad también conlleva un interés personal, que es cierto que beneficia a más gente, pero que conlleva igualmente un interés personal que se manifiesta paradójicamente en el desinterés y en la abnegación. Podemos hablar del goce que supone hacer un “bien”, o del interés de cometer una acción para ganar simpatías, o del interés de tener la conciencia limpia y libre de culpa, por lo cual estas personas actúan según qué forma determinados por su conciencia y nunca por los demás: si lo hacen es por su conciencia no por generosidad desinteresada. Así que cuidado con los generosos, cuidado con los desinteresados, cuidado con los egoístas egoístas (egoístas al cuadrado, e2) disfrazados de egoístas generosos.

III. LA SOCIEDAD Y EL INDIVIDUO

Hércules contra Hidra representa la lucha del disidente
El individuo tiene por sí mismo mucho que ofrecer a la sociedad. Yo soy anti-totalitario en la medida en que deseo el pleno desarrollo del individuo. Pero al individuo es lícito exigirle compromiso con la misma sociedad que permite su realización; es gracias a todo un esfuerzo colectivo que el individuo tiene las herramientas para desarrollar su egoísmo, ya se trate de un «egoísmo egoísta» o de un «egoísmo generoso». Que uno debe pensar en su propio interés, desde luego, pero sin olvidarse de nada ni nadie y sabiendo cuál es su verdadero y necesario interés. Una persona sanamente egoísta debe pensar que el individuo válido es la excepcional individualidad en sociedad, que no hay nada más noble que el compromiso con el grupo e interactuar con dicho grupo: el interés es mejor cuando es recíproco. Por lo tanto, el egoísta egoísta es un ser despreciable al que no le importa los demás mientras esté bien cubierto. Éste tipo de hombre busca, como consecuencia, un interés o beneficio carente de reciprocidad: se aprovecha de los demás sin ofrecer nada, cuando un acto generoso consiste en que dos partes se beneficien mutuamente persiguiendo su propio interés. Por ejemplo, ¿qué beneficios dan los bancos? Ellos no son productivos por sí mismos, ellos sólo producen del dinero… ¡del trabajo de los demás! o del que se inventan.

Por otro lado, una cosa es ser egoísta y otra muy distinta es ser soberano, aunque ambas pueden conjugarse. El egoísta (ya hablemos del egoísta o del generoso) es aquel que o bien se rige por intereses propios materiales o bien por concepciones metafísicas: el ser único, la particularidad. O bien puede regirse por los dos. Sin embargo, en el soberano es inherente el dominio de sí y la voluntad: voluntad y dominio de sí son corolario. Así pues deduzco que existen dos modelos de egoísmo egoísta y de egoísmo generoso, ambos con o sin soberanía. Y ¿por qué con o sin soberanía? El egoísta no siempre percibe el interés que reclama de sus propias acciones. Digamos que existe un egoísta no consciente, un egoísta que no llega a ver en su “generosidad” egoísmo, es decir, un enriquecimiento personal. Sin embargo, ese otro egoísta soberano, ya sea egoísta egoísta o egoísta generoso actúa a voluntad conociendo su interés, es decir, siendo consciente de lo que da y de lo que pretende recibir. TODO LO QUE HACEMOS, DE UNA U OTRA FORMA, LO HACEMOS POR NOSOTROS MISMOS, PORQUE NOS GUSTA SER GENEROSOS CON NOSOTROS MISMOS: NADA NOS GUSTA MÁS QUE SER GENEROSOS CON NOSOTROS MISMOS. POR OTRO LADO, NADA MÁS BELLO QUE SER PARTE DEL INTERÉS DE OTRO ALGUIEN: EL INTERÉS ES AMOR, GENEROSIDAD, EGOÍSMO... ES TODO JUNTO O POR SEPARADO O COMBINADO.

¿Son todas las manzanas iguales?
Y no nos dejemos confundir con ciertos detalles aparentemente desinteresados. Posiblemente nuestros padres parezcan desinteresados porque nos alimentan o nos dan cobijo. Pero no es así, todo lo que ellos dan es por su propio interés, por la satisfacción que les proporciona ver a sus hijos felices y seguros y su obra realizada, se trata de un interés necesario, generoso y noble.

Muchos también pensarán que el amor es desinteresado, que es darlo todo por nada o al menos sin esperar nada a cambio. Mentira. El amor es en sí egoísta y totalitario y si no no es amor. Es por amor que alguien lo quiere todo de otro alguien. Que en la locura del amor existan personas que sean capaces de perderlo todo, incluso la vida, por poseer a otro ser en cuerpo y alma (como se dice, ¿veis lo totalitario del amor ahora?) sólo demuestra hasta dónde es capaz de llegar una persona por pura locura egoísta; demuestra igualmente lo inconsciente del egoísmo, lo fatales que son las posesiones idílicas o celestiales: nada peor que estar enamorado del amor.

El egoísta que muere por amor porque lo quiere todo para sí de una persona es, salvando las distancias, como aquel que lo pierde todo apostando a los caballos y se ahorca en su habitación de hotel. Uno porque no posee lo que desea, el otro porque ha perdido lo que poseía y no puede poseerlo más, pero ambos por impotencia y porque sólo pensaban en el tener todo o más para su goce personal.

Así que veamos en todo un interés, veamos en todo un egoísmo, ya sea generoso o egoísta, y así entenderemos mejor las relaciones humanas, sociales, políticas, etc., y desconfiaremos de tanto buenismo.

IV. EL EGOÍSTA COMPROMETIDO

Los andamios de la razón hacia lo irracional
El egoísta, ya hablemos del egoísta o del generoso, se mueve, cada cual en su propio espectro, dentro de dos vertientes: el material y el trascendental.

En el trascendental (el egoísta del ser, el egoísta metafísico), tanto el egoísta egoísta como el egoísta generoso se proclaman como únicos y absolutos: el hombre como individuo es un todo. Pero seguidamente el egoísta egoísta matizaría, a modo stirneriano: no me interesa nada que esté por encima de mí. El generoso, por otro lado, diría: me interesa todo aquello que habite fuera de mí, incluso lo que esté por encima. Empero, en lo material (el egoísta del tener, el egoísta materialista) el primero señalaría: lo quiero todo sólo para mí y no me importa el resto; y el segundo: distribuyamos los bienes por mi propio interés y el de los demás.

No podemos soslayar esta realidad que formula que todo se mueve por un interés., tal como he ido repitiendo de una u otra forma Lo que ocurre es que existen intereses nobles y otros no tan nobles. Otros intereses no llegan a la altura de nobles. Un interés noble es el de aquel que trabaja por su pueblo, su raza y su país, por el interés de todos ellos y él mismo aún a riesgo de perderlo todo. Intereses nada nobles son los de la banca, que en su coartada de entidades generosas te asfixian con abusivas hipotecas para luego expropiarte sin atenerse a la realidad social, pues los bancos, así como cualquier empresa, sólo viven en y les interesa su propia realidad, como buenos egoístas al cuadrado.

Así que yo reivindico a un nuevo egoísta, reivindico al egoísta comprometido con una causa, a ese egoísta generoso que va más allá de su propio ser absoluto. Y un egoísta se apodera de las cosas, claro que sí, por ello un egoísta comprometido se apropia de una causa y se apropia de unos valores, pues cada paso que da debe ser una conquista, un acto de voluntad, un hacerse a sí mismo. Ejemplos los tenemos en nuestros antiguos héroes. ¿Quién no se queda fascinado por lo que sólo un hombre es capaz de hacer? ¿Quién no se complace y siente un cosquilleo de emoción al leer la cólera de Aquiles? Es la auto-superación de los hombres lo fascinante. Espíritus de esa naturaleza, elevados, inclinados hacia arriba, ¡espontáneos!, son lo que una nación necesita.

V. EL GRAN EGOÍSTA O EL GRAN INDIVIDUO: EL GRAN HERMANO DE ORWELL

El comunismo anula al hombre
El hecho de haberme adentrado en el egoísmo es porque el individuo y la individualidad me interesan como elementos dinamizadores en una sociedad, siempre y cuando se mire por la nación, que es paralelo a mirar por uno mismo. Sin duda he dicho que en todo hay egoísmo, pues es así si asumimos que en todo se persigue un interés propio, incluso en lo aparentemente desinteresado; pero vayamos ahora un poco más allá y desechemos, en cierto modo, todo lo que he escrito anteriormente.

Por supuesto, el egoísmo es sólo viable cuando el sistema político, económico y social lo permiten. ¿Y qué sistema no lo permite a escala social? Cualquier sistema totalitario. Por ejemplo, en las sociedades comunistas no existe el individuo. Como tal sólo existe uno: el líder, el Gran Individuo. Son los intereses de tal líder, ya sean egoístas o generosos, lo único que gobierna a un grupo de personas. Surge así la figura del Gran Egoísta y la de sus acólitos egoístas, que se han apoderado –han hecho suyo por conveniencia o han sido poseídos– del interés –o gran capricho– del líder para así poder medrar. Pero todos, acólitos y masa –el individuo es ya inexistente– se convierten en un medio, en un instrumento del Gran Egoísta. En estos países comunistas sólo existe, en definitiva, un líder, una voluntad, una línea. El estado se convierte en UNO y el pueblo es sólo el arma del Estado, una prolongación de la conciencia y de la voluntad del UNO. En los estados teocráticos es exactamente igual, aunque la voluntad y el egoísmo no surgen de ningún hombre, sino de un ser superior que no tiene existencia en la tierra y cuyo mandato es revelado o ya ha sido revelado (los libros sagrados son prueba de tales revelaciones: Biblia, Corán...) a los hombres.

Sin embargo, no es precisamente en la actualidad -que se supone haberse llegado, en lo que llaman occidente, a las mayores cotas de egoísmo y libertad-, el oasis donde el totalitarismo y el Gran Egoísta no existen. Los hilos del Gran Egoísta han dinamitado la masa para convertirla en migajas o grano: cada migaja o grano es un individuo. “Por fin”, nos dice el Gran Egoísta, “he dispuesto a los hombres la facilidad de ser soberanos y libres para regirse a sí mismos”. Mentira. Ahora el Gran Egoísta controla a los individuos subrepticiamente. El control mental se lleva a cabo mediante los medios de comunicación y entretenimiento de masas, como los videojuegos, el cine, etc.; y el control corporal mediante la acción de consumir o el envenenamiento y pervertimiento masivos: alcoholismo, drogadicción, ludopatía, pornografía, trasmutando e invirtiendo todos los valores, etc. Cuerpo y mente dominados por la idea fija del tener, del tener más sin fin, y de la libertad. Es mediante el egoísmo en su tendencia más egoísta cómo el nuevo totalitarismo pretende dominar a todos los seres humanos de la tierra: así rompen los vínculos de todos con todos, de los componentes de una nación con los propios componentes de esa misma nación, etc.

Sociedad atomizada
Es tanto el poder de este nuevo totalitarismo que no necesita obligarte por la fuerza a hacer ciertas cosas, consiguiendo que todo aquello que queremos no sea lo que realmente queremos, sino lo que nos han obligado a querer. ¿Cómo? Sí, así es. Nos crean necesidades superfluas, fomentan los vicios, la sensualidad radical… nos dicen que todo elllo es necesario y nos lo creemos; y todo ello para cortejar y dominar nuestros cuerpos mediante el control de la mente, que es lo mismo que controlar nuestra voluntad, para evitar cualquier atisbo de autocontrol del individuo. ¿Es entonces posible el egoísmo? Es posible en cuanto que existe el individuo como ser aislado del resto, ¿pero realmente alguien se rige por su propio interés? ¿Una sociedad manipulada se rige por su propio interés egoísta? Una vez más, el egoísmo y la individualidad soberana son una quimera, una falacia. En la época de la historia humana más dispersa, más rota, más desecha y desarraigada, supuestamente más libre, el individuo, desposeído de todo vínculo, acaba siguiendo los intereses de otro, de otro UNO o de otros UNOS: ni siquiera ahora puede ser agoísta a volutad. Recapitulando, el gran logro del sistema actual es convencerte de que lo que quieres lo quieres de verdad porque tú lo has decidido, convencerte de que eres tan libre como para poder regirte por tu propio interés. Una vez más, ya no la masa, sino el individuo, todos los individuos, anulados y sometidos a la voluntad, al capricho y al egoísmo del Gran Individuo, un individuo con muchas cabezas. Es por esa voluntad egoísta al cuadrado que el mundo se manifiesta como esa voluntad. Ser disidente es NO SEGUIR LOS DICTADOS DE ESA VOLUNTAD; y es por ello que en una sociedad atomizada serán los grandes egos, los más grandes espíritus, las más formidables individualidades, quienes entablarán lucha contra esta moderna Hidra de Lerna por unos ideales y valores elevados. Vivimos en la época de la inconsciencia y de los egoísmos, pero… ¿dónde están los grandes héroes? Los trovadores están ansiosos por cantar nuevas gestas.■

Artículos relacionados.
- ARTÍCULOS ETIQUETADOS COMO MAX STIRNER
- EL PROBLEMA DE LA LIBERTAD: el origen de la decadencia de Occidente.
- «Reflexiones surgidas de una lectura» - HISTORIA, IDEOLOGÍA Y MUCHO MÁS (II): LOS TOTALITARISMOS

CRÓNICA "V JORNADAS DE LA DISIDENCIA" (IV)


Ceder hoy es perecer mañana
Madrid, 5, 6, 7 de noviembre
(DÍA 7)

- - - - - - - - - - - - - - - - - -

Juan Pablo Vitali (Argentina):
“Iberoamérica y España, dos caras de la misma revolución”

Juan Pablo Vitali se considera alguien preocupado en escribir que entiende la escritura como una forma de militancia y de lucha.

“Si la identidad es problemática en Europa, imagínense en Iberoamérica”, expuso, para continuar así: “si América fuera latina seríamos romanos. El término latinoamérica fue un concepto creado por el progresismo francés. ¿Cuántos eurodescendientes puede haber en Iberoamérica? ¿200, 300 millones? No se sabe, pero son muchísimos. Lo cierto es que Iberoamérica sin Europa no existe. Por lo tanto, sabemos que en Iberoamérica hay cientos de millones de europeos. El eurocentrismo es hoy global. No hay que olvidarse de nadie, tampoco de los bóeres. ¡NO ENTREGUEMOS NADA!”.

Vitali se siente europeo y siente con dolor los ataques que sufre Europa por parte de algunos iberoamericanos. Vitali reflexionó de esta forma: “El racismo hacia el europeo es un invento. Los que trabajan por el indigenismo en América lo hacen por la independencia en España. Los separatismos son el sistema. Donde ellos dividen nosotros debemos unir. Cuando era pequeño no existía el indigenismo. Sí había una identidad criolla (europeos nacidos fuera de Europa)”; y prosiguió: “los conceptos «opresor» y «oprimido» son categorías ofrecidas por el sistema. Los Incas y los Aztecas oprimían pueblos, pero parece que los únicos represores han sido los españoles”.

Vitali aseveró que el 90% de la población argentina es de origen europea y que el 50% de los apellidos son italianos. “Argentina es una Europa de ultramar”, afirmó. Piensa que el NOM pretende quebrar a los pueblos europeos porque los pueblos europeos aún pueden derrocar al NOM; también que el peronismo inició una revolución social que, según la exposición de Vitali, ha sido el único movimiento “europeo” que ha llevado a cabo una revolución social que no tiene vuelta atrás. (?)

Hernán Cortés
Posteriormente Vitali se pronunció de la siguiente forma: “si nosotros planteamos una estrategia a nivel global no vamos a hacer nada sólido. Cada realidad es diferente. Sobre todo debemos ser conscientes de que estamos ante una guerra espiritual y por ello debemos ser más humildes y más disciplinados. Si uno no es capaz de la acción de comprometerse qué tipo de hombre es, hay que comprometerse”. Seguidamente el argentino nos señaló que no ha visto diferencias entre la disidencia argentina y la española. Vino a buscar las diferencias, pero sólo encontró similitudes: Iberoamérica y España son la misma revolución. También comentó que los españoles estamos más locos que en la Argentina y que las V Jornadas son una muestra de ello. Tal comentario despertó en todos una sonrisa.

A continuación, Vitali se dirigió al auditorio de la siguiente manera: “el pueblo siempre termina siendo mejor que la oligarquía. Tenemos que buscar la base, la raíz… de lo bueno que queda de nuestro pueblo. El revolucionario es el que con esfuerzo construye la revolución. Es una lucha espiritual y no material. Si fuera material ya la tendríamos perdida. Los conquistadores fueron populares y revolucionarios. Cortés fue un conquistador, pero también un libertador. Existían ya pueblos bajo el influjo de “imperialismos” del tipo Inca o Azteca, si no ¿cómo se entiende que muchos se sumaran a Cortés y a otros conquistadores? Cortés fue un revolucionario”.

Los poemas eran antes anónimos porque pertenecían al espíritu de pueblo, nos dijo Vitali. Finalmente señaló que internet es un medio para la lucha, pero no la forma de lucha adecuada, pues a fin de cuentas no proyecta nada sobre la realidad. Los disidentes, por lo tanto, debemos proyectarnos sobre la realidad y no perdernos en lo virtual en una especie de realidad paralela: HAY QUE PASAR A LA ACCIÓN.

- - - - - - - - - - - - - - - - - -

Dirigente de Nordisk Ungdom, Andreas Johansson.

Os recomiendo este texto de la página web de Nordisk Ungdom sobre las V Jornadas (podéis traducirlo con el Google Translate, por ejemplo): Nordisk Ungdom på besök i Spanien


“Suecia es un país como todos los demás que culturalmente tiene «la norma de la normalidad». Somos todo lo contrario a Estados Unidos. En Suecia todo debe ser normal”, comenzó Andreas su discurso. Nos describió a los suecos como gente muy cumplidora y disciplinada. Son, según el conferenciante, un pueblo ordenado y obediente que siempre hace caso a lo que manda el estado; y por ello no hay democracia en Suecia. También nos comentó que los suecos intentan siempre evitar la confrontación, pretendiendo ser neutrales, “pero nosotros, como nacionalistas, rompemos con esa norma”, dijo Andreas, que prosiguió así: “Suecia es un país estancado que no genera cultura, pero aunque Suecia parezca un país pequeño, es, en realidad, un país grande con una gran historia”.

Andreas Johansson, Erik Norling y Antonio Martínez Cayuela

Uno de los momentos más interesantes de su intervención fue cuando nos proporcionó datos sobre el auto-odio en Suecia, que se desprende de comentarios del tipo: "Odio todo lo genuino y típicamente sueco"; “Hablar de lo sueco es una barbarie, todo lo bueno viene de fuera”; o de un comentario del mismísimo primer ministro Fredrik Reinfeldt: "Soy un sueco típico. Mi bisabuelo fue el fruto de un romance entre un artista de circo americano negro y una criada de Letonia”. De esta forma, Andreas nos quiso hacer entender el problema que sufre Suecia. Comentó que Suecia tiene una población de unos 10 millones de habitantes pero que cada año entran 100.000 extranjeros. Para colmo, en las escuelas de Suecia ya no se habla de la cultura europea. En los colegios ya no se puede escuchar la historia de Suecia o su música, porque si lo haces eres acusado de racista. “Por lo tanto Suecia se parece cada vez más a EE.UU”, aseguró. “Han convertido a Suecia en un pueblo consumidor. Antes Suecia era un país unido, pero ahora se ha potenciado el individualismo, y cuanto más individualismo, más odio al país. La cultura del consumo no es otra cosa que una trampa introducida con el estado del bienestar”, dispuso el joven Andreas.

Sin embargo, no piensa que esté todo perdido: “se están creando grupos donde el nacionalismo se está formando. Para salir de la crisis hay que recuperar el sentimiento nacional. No hay que perder la fe. Que Suecia se parezca cada vez más a EE.UU. es una oportunidad para llevarle al pueblo sueco un mensaje. Por lo tanto, cuanto más se degraden las cosas, mejor irán para nosotros hasta que alcancemos el poder”.

Posteriormente planteó como objetivos esenciales coordinar la lucha política con la cultural y formar a los jóvenes. El movimiento Nordisk Ungdom se considera muy democrático y por ello todas sus acciones son democráticas. Persiguen que sea la juventud quienes tomen la iniciativa. Nordisk Ungdom ofrece una respuesta y una formación que hará de los suecos los suecos del futuro. Y con estas palabras: “¡Vamos a ganarle la batalla al multiculturalismo!”, concluyó su ponencia Andreas Johansson.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Monumento a Leónidas
Yo tengo bastante claro que hemos de librar nuestra propia guerra; primero contra nosotros mismos, para encontrar el ánimo y la fuerza, luego contra todos nuestros enemigos; sólo así nos ganaremos nuestra paz, sólo así garantizaremos una paz que dependa exclusivamente de nosotros mantenerla. Si hemos de perecer hagámoslo como héroes, como hombres violentos, impíos y alegres que no ceden jamás. No tengamos miedo a perderlo todo, todo debe ser demasiado poco para nosotros. Olvidémonos de la esperanza y de la fe y de esas supercherías llenas de ceguera, lo que necesitamos es volar y un espíritu incorruptible, creer en nosotros y despertar todos nuestros sentidos para imponer nuestra disciplina. Sea nuestra voluntad nuestra única fe y esperanza, esperemos todo sólo de nosotros mismos y no de nadie fuera de nosotros. Digamos no a la filosofía de la espera, pasemos a la acción y dejémonos de lloriqueos. Por la disidencia, por nuestro pueblo, por nuestra sangre, por nosotros mismos… ¡voluntad!, ¡lucha!, ¡honor! y ¡gloria!■

CRÓNICA "V JORNADAS DE LA DISIDENCIA" (III)

Ceder hoy es perecer mañana
Madrid, 5, 6, 7 de noviembre
(DÍA 6 – SESIÓN DE TARDE)

Artículo relacionado:
- - - - - - - - - - - - - - - - - -

Conferencia de Petra Jesch (Suecia): “Importancia de la Comunidad Popular”

Erik Norling y Petra Jesch
Petra Jesch no pertenece al partido nacionalista sueco que recientemente, en las elecciones generales de su país, ha sacado 20 diputados, Demócratas de Suecia, liderados por Jimmie Åkesson. Pertenece a una escisión del mismo con unas tendencias que Petra Jesch calificó de más radicales.

Petra Jesch sitúa a la inmigración como uno de los problemas más graves que amenazan la integridad de Suecia (Este video no tiene desperdicio, pincha aquí). Allí, el porcentaje de inmigrantes llega casi al 20%. Señaló que los grupos de oposición son muy radicales en estos asuntos. Dicha radicalidad se refleja en la sociedad sueca. Por ejemplo, el grupo musical Ultima Thule llegó a estar en la lista de los diez grupos más escuchados.


Considera que la lucha disidente debe combatir todos los frentes posibles, también en el personal, pues nuestro futuro depende de ello. Por todo ello, insistió en que no debemos perder de vista al Nuevo Orden Mundial (NOM), denunciándolo y combatiéndolo. "Y no debemos tener miedo a ello, a pesar de que muchos nos puedan denominar como fomentadores de teorías de conspiración", expresó ante el auditorio. "Es como si el NOM no se considerase una realidad, como si fuera algo de ciencia ficción. Pero cuando empecé a descubrir el NOM vi que no estaba sola”, comentó Petra Jesch, para indicar posteriormente que debido a la crisis económica se hace necesario un nuevo modelo de humanidad (!!) que pueda luchar contra todo aquello que supone una amenaza.

Para Petra lograr el equilibrio entre el cuerpo y la propia forma de vida humana es muy importante. Supuso obvio que existen fuerzas que pretenden esclavizarnos y, por lo tanto, deshumanizarnos. Denunció que de alguna forma quieren acabar con todas las “actuaciones” humanas, como el amor, la dignidad… codiciando convertirnos en meros animales de consumo.

Reflexionó sobre la NSDAP, que consiguió unificar Alemania como pueblo. La política que se utilizó en aquella Alemania fue la Comunidad del Pueblo o Comunidad Nacional (Volksgemeinschaft), que pretendía reconstruir Alemania racial y culturalmente, pues Alemania, de alguna forma, había sido despojada de su tradición. Todo lo que se aleja del orden racial y cultural propios deriva inevitablemente a perversiones sociales, desarraigamiento, etc. Como dije en una ocasión en un comentario: “¡LA REVOLUCIÓN DEBE SER TAMBIÉN CULTURAL Y ELLO EMPIEZA POR RETOMARLA, PUES EN CIERTO MODO HEMOS SIDO DESPOSEÍDOS DE ELLA!”.

Petra considera que no hay que dar respuestas definitivas, pues cada pueblo tiene que buscar sus propias respuestas. Aunque también, paradójicamente, defendió que los pueblos deben unificarse étnicamente (raza más cultura) como pueblos hermanos. Es por ello que el deseo de la conferenciante consiste en que cada europeo entienda la necesidad de crear una comunidad popular, para posteriormente hablar de algo que consideró como esencial, la autosuficiencia: “Europa debe individualizarse para asegurar su supervivencia cultural y racial”, sentenció.

Incidió en la necesidad de un retorno al pasado para reencontrarnos con nosotros mismos. Habló de la vida campesina y artesanal, “del ideal popular”. Después de esta visión bucólica, propuso un estado basado en la disciplina y en la jerarquía, donde la gente esté concienciada, participando en la discusión y en la vida política. A continuación destacó el papel de los hijos e hijas. "Es de crucial importancia educarles en el orgullo por nuestro pasado: nuestros mitos, nuestras canciones, etc." La propia Petra sentía afinidad hacia esas leyendas germánicas desde su juventud, pero le advertían de que eran mitos “malos”. Petra se preguntaba: ¿por qué es malo hablar de nuestro pasado? Lo que le mantenía firme eran precisamente esas leyendas europeas. Empezó entonces a buscar en su pasado hasta acercarse lo más posible a su origen y descubrió que el espíritu cultural de su etnia contenía el “alma del pueblo”. Sin embargo, hay que buscar respuestas para el futuro. Es por el futuro que Petra da una importancia esencial a la descendencia, pues se dio cuenta de que el sistema atacaba a algo central en una sociedad: a nuestros hijos (al futuro). Es por ello que seguidamente se expresó de la siguiente forma (aproximada): “son las madres las que mantienen y deben mantener la unidad familiar y educar a sus hijos. Debemos educar a nuestros hijos para que no sean convertidos en meros consumidores, sino en personas firmes. Hay que impregnarlos del espíritu nacional. Uno de los puntos que he querido inculcar a mis hijas es que no deben ser débiles”. Pero no es menos interesante lo que dice a continuación: “hay prácticas como la eugenesia que no son una estupidez. El sistema quiere destruirnos y que nos convirtamos al ideal multicultural, que pretende alcanzar el mono-cromatismo”.

Petra explicó que el sistema hegeliano (tesis, antítesis, síntesis) sólo ha servido para controlarnos, manipularnos, dividirnos y destruirnos. Es por ello que Petra ve la necesidad de unificar a todos los europeos contra los enemigos comunes, ¿pero cómo logramos movilizar a las personas?, se preguntó. Habla de “acción física”, que no se refiere a “violencia física”, sino a “actividad física”, es decir, a moverse, a no quedarnos mirando: no basta con protestar. Hay que convencer a la gente de que existen alternativas para el hombre blanco, hay que movilizar a los apáticos y llevar partidos a las elecciones, demostrarles que aunque no se den cuenta de que están oprimidos porque tienen dinero y viven rodeados de placeres, pues la opresión ya no es física, si lo están mental y espiritualmente.

- - - - - - - - - - - - - - - - - -

Conferencia a cargo de Duarte Branquinho, presidente de la Asociación Terra e Povo de Portugal, que disertará acerca de “La Disidencia hoy”.

Duarte Branquinho
La exposición de Branquinho puede resumirse con la siguiente serie de puntos:
- ¿Qué es la disidencia? Vivir según los propios principios.
- El sistema mundialista quiere reducir y unificar a los pueblos a lo mismo, pretendiendo convertir, para poder llevar a cabo tal plan, a los disidentes en delincuentes. Algunos son delincuentes y se les relaciona, por lo tanto, con la disidencia, cuando no son otra cosa que tontos útiles que trabajan para el sistema.
- Un libro es un arma.
- Una vanguardia cultural debe ser necesariamente transversal. (?)
- MSR es un movimiento abierto. Es imposible que todos puedan estar deacuerdo.
- La “imagen de la disidencia” y “ser disidente”. La imagen es una proyección, pero ser disidente es alcanzar unos ideales. Disidente no es por lo tanto quien parece disidente, no es disidente aquel quien nos dice “sí, estoy deacuerdo con vosotros”, pero luego se va a comer una hamburguesa en un establecimiento de comida basura.
- La crisis viene bien porque justifica y es la disculpa perfecta para todo: como estamos en crisis te bajo el sueldo, como estamos en crisis te despido, como…
- Internet es un gran arma para la disidencia.
- Los disidentes somos como los constructores de catedrales. Puede que todo aquello por lo que luchamos no se realice mañana, es casi seguro que ni siquiera lo veamos.

- - - - - - - - - - - - - - - - - -

Recital poético-musical a cargo de Carlos Ortega
Con la presencia del poeta Juan Pablo Vitali (Argentina).

Juan Pablo Vitali en pleno recital
Fue sin duda el momento más emocionante. No tengo palabras para describir todo lo que sentí. He de reconocer que luché interiormente para no caer abatido cual guerrero en el llanto patriótico. Se recitaron poesías de Lope de Vega, David Herbert Lawrence, Luis Rosales, Miguel Hernández, Fernando Márquez “El Zurdo”, Juan Eduardo Cirlot y Fawzi ‘Abdallah magistralmente. El acto estuvo marcado por la presencia del argentino Juan Pablo Vitali, gran poeta y buen hombre, que también participó en el recital, dedicando a los asistentes unas palabras previas que hicieron hincapié en el lazo de sangre que existe entre Europa y Argentina, considerando a Argentina una Europa de ultramar.

Como aún no hay videos colgados del recital de las V Jornadas de las Disidencia, os pongo este video del las jornadas celebradas en 2009:


Personalmente, de todos los poemas que se recitaron me gustó mucho el de D.H. LAWRENCE, titulado "UNA SANA REVOLUCIÓN":
Si haces una revolución, hazla alegremente,
no la hagas lívidamente serio,
no la hagas mortalmente serio,
hazla alegremente.
No la hagas porque odias a la gente,
hazlo sólo para escupir en sus ojos.
No la hagas por dinero,
hazla y condena el dinero.
No la hagas por la igualdad,
hazla porque tenemos demasiada igualdad
y va a ser gracioso sacudir el carro de manzanas
y ver por qué lado se irán éstas rodando.
No la hagas para las clases trabajadoras.
Hazla de tal modo que todos nosotros podamos ser
nuestras propias y pequeñas aristocracias
y patear como asnos fugitivos alegremente el suelo.
No la hagas, de todos modos, para la Internacional del Trabajo.
el trabajo es aquello de lo cual el hombre ha tenido bastante.
¡Eliminémoslo, acabemos con eso!
El trabajo puede ser agradable, y los hombres gozarlo;
y entonces no es trabajo.
¡Tengamos eso! ¡Hagamos una revolución para divertirnos!
Cuando escuché este poema se me vinieron a la mente unas palabras que León Riente escribió en su artículo “El progre y su miseria intelectual y ética”:
“Un último elemento, que puede parecer anecdótico pero que veo significativo, es el hecho de que el progre no tiene buen humor. Nunca se ríe abierta y francamente y en muchas ocasiones está próximo al mal humor. Y he hablado con muchos”.
Y es por ello que nosotros nos debemos distinguir por la alegría, por querer luchar alegremente y por algo noble.■

CRÓNICA "V JORNADAS DE LA DISIDENCIA" (II)

Ceder hoy es perecer mañana
Madrid, 5, 6, 7 de noviembre
(DÍA 6 – SESIÓN MATINAL)
- - - - - - - - - - - - - - - - - -

Conferencia de Manuel Ángel Pérez Aldana (España):
“Crisis e inmigración”

Manuel Ángel Pérez Aldana (izquierda) durante su exposición
Interesante la ponencia de Manuel Ángel Pérez Aldana. Para este conferenciante existe una clara relación entre crisis e inmigración. Destacó que el discurso del sistema es meramente emotivo y sentimental cuando se trata de la citada inmigración, como si el sistema sólo existiera para compadecerse del sufrimiento; es decir, se trata de un discurso demagógico.

Durante los últimos quince años (1996) se ha producido el fenómeno de la inmigración masiva. Entonces (antes de 1996) ya había extranjeros, pero no suponían un cómputo significativo. Aquel año, 1996, fue también cuando el Partido Popular (PP) ganó las elecciones.

Elecciones generales de España de 1996:

El gobierno de Aznar tenía que enfrentarse a una serie de problemas: 1) Paro endémico, 2) bajísima tasa de población activa y 3) problemas de estructura económica (banca). Posteriormente se produjo lo que se ha venido a denominar “milagro económico de Aznar”:
- Crecimiento económico del 4%.
- Reducción del paro.
- Cuentas del estado saneadas.
Pero si bien estos elementos fueron positivos, hubo otros negativos:
- Inmigración: puertas abiertas.
- Burbuja inmobiliaria (economía poco diversificada y muy dependiente de la construcción)
- El trasvase de la economía del Estado a las autonomías. 

Información importante:

La década de Aznar también fue el comienzo de los grandes años del consumo. Se empieza a vivir en una época donde el crecimiento de las naciones no se basa en la producción, sino en el consumo citado. Se trata de proporcionar dinero muy barato para que se consuma. También es la época de la globalización y de la mundialización del mercado. La sociedad nacional no existe, sino una sociedad de mercado. Es por ello que:
- Se abrió y siguen abiertas las puertas a la inmigración masiva. Gracias a ésta se produce un aumento poblacional y un engorde del mercado, que beneficiará el consumo interno, es decir: si el sistema se basa en el consumo, todo ese incremento poblacional significa crecimiento económico.
- Crece la especulación inmobiliaria. Ha llegado mano de obra de sobra y además barata: y cuantos más inmigrantes sueldos más baratos para todos.

Ahora hay en España más de 4 millones de parados y se estima que al menos 1.2 millones de ellos son inmigrantes.

Enlaces de interés:

Nota de Daorino: Sin embargo se habla de que sólo 1,9 millones de inmigrantes trabajan. Es decir, hay al menos 4 millones de inmigrantes improductivos que continúan en España cuando se supone que llegaron para trabajar. Mientras tanto, no nos dejan de señalar que España necesita la llegada de más inmigrantes: 


El conferenciante nos subrayó el gran impacto de la inmigración en España y para demostrarlo se sirvió de las cifras del INE, que aunque se basan en datos oficiales (que no son los reales, ya que no tienen en cuenta a los inmigrantes irregulares), sirven como referencia:

AÑO POBLACIÓN INMIGRANTE % RESPECTO AL TOTAL DE LA POBLACIÓN
1996
542.314
1,37
1998
637.085
1,60
2000
923.879
2,28
2002
1.977.946
4,73
2004
3.034.326
7,02
2006
4.144.166
9,27
2008
5.220.600
11,3
2010
5.708.940
12,2

En la época de Aznar se pasa de poco más de medio millón de inmigrantes a poco más de 3 millones. Zapatero, que llega al poder en 2004, prosiguió con la misma política económica de Aznar (siendo un continuista) y observamos como en 2010, es decir, en seis años, la cifra casi se ha duplicado. Para colmo, con la crisis económica han entrado en España casi 500.000 inmigrantes más si nos atenemos a las cifras oficiales. Seguramente las cifras reales nos ofrecerían resultados más abultados y preocupantes.

Datos de inmigración:

Existen más factores para entender la crisis. No podemos soslayar el financiero-monetario. Los inmigrantes han sacado divisas por valor de más de 40.000 millones de euros entre 2002 y 2010. 

Remesas:

El conferenciante también señaló como factor importante el modelo productivo español, con unas tasas muy bajas (1,14 de media), por debajo de la media europea. Asimismo, la UE acusa a España de gastar más de lo que recauda. Los gastos sociales de Zapatero han supuesto un despilfarro y toda una muestra de irresponsabilidad política y mala gestión; al final los inmigrantes no van a garantizar las pensiones: todo esto se traducirá en el desmantelamiento de la Seguridad Social.

Casi llegados al final, el conferenciante destacó la importancia de la labor de las V Jornadas de la Disidencia. Sostiene que es fundamental para nuestra línea política la lucha por las ideas. “Tenemos que ser capaces de proyectar nuestras ideas. Es importantísimo que hagamos un gran discurso político y denunciar a aquellos que van en contra de los trabajadores, de la nación, etc.”, expone Manuel Ángel Pérez Aldana. Finalizó la conferencia denunciando a los llamados nacional-liberales, liberales que con un nuevo discurso pretenden ser nacionalistas.

- - - - - - - - - - - - - - - - - -

Conferencia de Günter Deckert, ex-presidente del NPD (Alemania):
“Represión democrática y Derechos Humanos”


Günter Deckert durante las jornadas
Günter Deckert es famoso por haber sido condenado a cinco años de cárcel en Alemania por diversos “delitos”, incluyendo la negación del Holocausto y la “incitación” al odio racial, y haber sido presidente del NPD. Tradujo el informe Leuchter, una investigación de aficionados de los Estados Unidos, que pretendía poner en duda la viabilidad del exterminio en masa mediante las cámaras de gas, lo que vino a denominarse Holocausto o Shoah.

Fue sin duda uno de los invitados estrella de las jornadas, pues es un mito viviente. Activista y disidente incansable, con 70 años mostró una solidez, fluidez y lucidez encomiables.

Comenzó su discurso descubriendo una confrontación histórica y temporal entre la gran Alemania de ayer y la pequeña Alemania de hoy. Habló de la ley impuesta en Alemania, que penaliza la negación o dudas respecto al holocausto en público según el artículo 130 párrafo 3 (§ 130 Abs. 3) del código penal alemán (Strafgesetzbuch), considerándose como "incitación al odio" (Volksverhetzung); y sostuvo que al parecer “hay animales más iguales que otros”, criticando los derechos humanos, la igualdad y la influencia victoriosa de los aliados, que tienen amordazado a todo un pueblo.

Incidió en el párrafo 3 del artículo 130, que él llama Ley de Auschwitz, y expuso que leyes similares existen en otros países europeos. "La WELTANSCHAUUNG nacional-socialista significa delito en Alemania", espetó, "y no se puede protestar contra la inmigración sin tapujos porque con la ley en la mano pueden acusarte de xenófobo y racista. Sin embargo, todo comunista o cualquier otro fluye impunemente aunque aclame contra los alemanes. Aquellos que insultan a Alemania no reciben su castigo, en definitiva. Sólo hay que ver las películas de Hollywood, donde en muchas se insulta al pueblo alemán sin que nadie lo condene; nadie enjuicia a los guionistas judíos". En definitiva, “todo ser debe tener la libertad de mostrar sus ideas sin que la ley le reprima”, señaló Deckert, recomendándonos seguidamente la lectura de 1984, pues considera que lo que dice el libro del visionario Orwell se está realizando: existe una policía del pensamiento, existe un Gran Hermano….

Deckert nos contóuna vivencia que es significativa y que nos ayudará a entender la situación tan tensa que se vive en su país cuando se trata de ciertos asuntos y de ciertas personas: en una ocasión compró una casa en una ciudad que posteriormente fue precintada por la policía ya que las autoridades locales no deseaban a ningún “nazi” en la ciudad, es decir, no le permitieron establecerse en un inmueble que había adquirido legalmente. Esto tiene un nombre: persecución.

Finalizó su discurso expresando que los nacionalistas deben aunarse en los principios de familia, hogar, honor, patria… y exclamando “¡CEDER HOY ES PERECER MAÑANA!”. Los aplausos de los asistentes fueron atronadores.

- - - - - - - - - - - - - - - - - -

Néaumet (a la izquierda)
Conferencia de Jean-Emile Néaumet, director del semanario Flash, publicación próxima al Front Nacional y a posiciones nacional-revolucionarias. (Francia):
“El mundo musulmán y Francia”

La conferencia de Jean-Emile Néaumet, a pesar de titularse El Mundo Musulmán y Francia, se centró en la situación europea respecto al imperialismo, exponiendo que si Europa quiere ser libre lo primero que debe hacer es librarse del imperialismo norteamericano. Un imperialismo que actualmente, según Néaumet, tendría como objetivo (supongo que de la mano de Sión) llevar a musulmanes y a europeos a la guerra. Siguiendo este hilo también denunció la existencia de bases norteamericanas acantonadas en Europa y el peligro que suponen los musulmanes.■